“Aborto, unión homosexual y divorcios”

El Papa Francisco envió, a finales de octubre, una encuesta a obispos del mundo para conocer la postura de los seguidores religiosos sobre esos temas. Un sacerdote local, José Lazzaletta, celebró que “se dialogue sobre la familia”.
El Vaticano consulta a sacerdotes, obispos y fieles de las Iglesias de todo el mundo, sus posturas respecto al matrimonio homosexual, el divorcio y la anticoncepción unida al aborto, de cara a una reunión de religiosos del año próximo para discutir las enseñanzas de la Iglesia Católica. El sacerdote Lazzaletta se animó a relatar la experiencia local sobre estas cuestiones.
El cura José Lazzaletta, que actualmente está trabajando y continuando la labor iniciada por el sacerdote Ricardo Ermesino en la parroquia Sagrada Familia de Villa del Busto, analizó esta decisión del primer Papa argentino. Inicialmente, aseguró que la misiva y respectivo formulario de preguntas fue enviada “a todos los obispos y por los medios de prensa se hizo publico”.
A su criterio, definió que “busca que los sacerdotes lo elaboren con las personas que ellos crean oportuna, aunque está abierto a todos los que quieran dar su opinión. Incluso aquellos que no tienen la misma fe o no pertenecen a la iglesia”, aseguró.
Lazzaletta analizó cada tema puntualmente y con respecto al matrimonio luego de un divorcio, manifestó que “se pretende conocer qué piensan y sienten estas personas que tienen una segunda relación y cómo son tratados en las comunidades de la Iglesia. El Papa quiere conocer estas opiniones para elaborar una propuesta sobre la familia; sino, no se accede a las bases”, explicó.
Sobre este punto en concreto, Lazzaletta manifestó que “tengo un camino hecho, porque Ricardo Ermesino (el cura fallecido que cumplió labores en esta parroquia), había iniciado un grupo de trabajo con un conjunto de matrimonios en estas condiciones, separados y divorciados en nueva unión”. El grupo, denominado Camino a Nazaret, “agrupa a personas que se consideraban por fuera de la iglesia y nos permite abrir el diálogo, además de colaborar en muchos aspectos, hasta aportando el relato de sus experiencias”.
Es importante indicar que los resultados de estas encuestas serán analizados en una reunión extraordinaria, denominada “Sínodo” de Obispos, en el mes de octubre del próximo año. Antes de finalizar, el cura Lazzaletta expresó que en 2014 se analizarían las conclusiones y “probablemente haya otro encuentro en 2015 para difundir el resultado; así que es muy positivo que durante dos años dialoguemos sobre las familias”, manifestó.

Aborto y homosexuales.
Lazzaletta también se refirió al tema del aborto. “Creo que es necesario escuchar todas las posturas”, expresó. Mencionó que una gran cantidad de mujeres defiende la decisión de culminar con la vida, aunque el sacerdote se mostró descreído respecto a la justificación de esa decisión conforme a lo que se consideran Derechos Humanos. “Hablamos del asesinato de un inocente, pero hay que analizar todas las opiniones para conocer luego, la postura de la iglesia”, puntualizó.
Por último, se manifestó favorablemente respecto a aceptar en el seno de la iglesia a las personas que eligen como compañeros a otras personas del mismo sexo. “Hay que considerarlas parte de la comunidad; ya luego se cuestionará o no si corresponden los mismos derechos y deberes”, cerró Lazzaletta.