Absuelven a acusada

CASO "CANDILEJAS"

La dueña de un bar de Toay que había sido acusada de facilitar la prostitución y de explotar sexualmente a cuatro mujeres, fue absuelta por el Tribunal Oral Federal (TOF). El juez Pablo Díaz Lacava, quien firmó la sentencia el pasado viernes 5 de mayo, no encontró pruebas certeras para condenarla, según se informó.
Las mujeres trabajaban en el bar “Candilejas” que fue allanado por efectivos de la Policía Federal de Santa Rosa en septiembre del 2012. En aquel momento, la dueña del lugar había manifestado que “las chicas acá no trabajan, vienen a tomar algo y a divertirse un rato. Jamás tuve ningún problema con nadie”.
El fiscal Jorge Bonvehí, por su parte, había solicitado una condena de cuatro años para Guillermina Pereyra, dueña del bar, aunque no imputó a la pareja de la mujer, quien en primer momento había sido involucrado en el hecho mencionado.

Acusación.
Por otro lado, la fiscal Adriana Zapico fue quien llevó adelante la investigación e impulsó la acusación de acogimiento o recepción de mujeres mayores de 18 años mediando abuso de una situación de vulnerabilidad con la finalidad de explotación sexual.
Durante el juicio, el abogado defensor, Gastón Gómez, solicitó la absolución de su defendida al sostener que las pruebas no acreditaban los hechos imputados.