Absuelven a un acusado

TRAFICO DE DROGAS

El Tribunal en lo Criminal Federal de Santa Rosa absolvió recientemente a un hombre acusado por tráfico de drogas a partir de un procedimiento que realizó en forma irregular la policía provincial al momento de secuestrar 86 kilos de marihuana que estaban a la vera de una ruta en cercanías a Casa de Piedra.
La decisión fue tomada por el juez José Mario Triputti, quien aseguró ayer que “había una duda grande para responsabilizar” al imputado porque “no había ningún otro elemento” que lo comprometiera, más allá de la documentación con sus datos que se halló en una mochila en el lugar donde fueron detectados los bultos.
Agregó que “la droga incautada no se le secuestró a ninguna persona ni fue encontrada en un vehículo, sino que se detectó al costado de la ruta que va a Casa de Piedra, y en base a eso la policía hizo un rastreo y practicó en el lugar una serie de medidas, a mi juicio ligeras, hasta encontrar cierta documentación que estaba en una mochila y había datos que comprometían a una persona”.
Por ello, dijo Triputti, el fiscal ordenó la detención de la persona, identificada por la documentación hallada en el lugar del hecho. “El juez debió haber intervenido desde un primer momento, cuando se halló documentos que pudieron comprometer a un ciudadano, pero fue anoticiado 12 días después”, señaló.
Comentó que el acusado “negó ante el tribunal haber estado cerca de Casa de Piedra en esa fecha y del juicio no surgen otros elementos que pudieran comprometerlo” y “muchas medidas de cargo, al no tener una presencia judicial, violan la ley respecto a las probanzas que lo tendrían como protagonista eventualmente”.

Un “absurdo”.
Triputti indicó que “independientemente de esa documentación, que parece absurdo que alguien que lleva droga deje la documentación para que lo encuentren, algo que no se puede valorar de esa forma, del juicio tampoco surgió ningún elemento sobre que el hombre podría haber estado en el lugar en esa fecha, porque vive en Buenos Aires, no tiene antecedentes y pudo demostrar trabajo lícito de vida”.
El juez planteó que “solamente el hallazgo de un documento con sus datos” es la prueba que vinculó al acusado con la causa, pero eso no fue acompañado por “otros elementos contundentes. La persona no fue captada en el lugar, hablamos de penas severas; lo que me convenció es que era difícil achacarle a esta persona que haya estado en el lugar por la documentación que aportó, y no se le secuestró nada en su poder”.
– ¿Cómo calificaría la actuación de la policía que tardó en avisar al juez sobre el hallazgo?
– Tenemos una buena policía investigativa. Hay una Brigada de Investigaciones y en los primeros momentos interviene la subcomisaría local; son errores humanos que se cometen, y hay que tener en cuenta que si encuentran esos bultos, la decisiones a veces en ese momento, sin consulta previa, generan errores, por eso es importante que intervenga el juez en principio, inmediatamente.

Triputti.
El hecho ocurrió el 25 de julio de 2013 a partir de un llamado telefónico de un productor a la Subcomisaría de la Policía, instalada en Casa de Piedra, denunciando la existencia de bultos desparramados al costado de la ruta, en el cruce de la 34 y la 152, a metros de un control de rutina de Gendarmería Nacional.
Los uniformados encontraron primero parte de la droga, cinco kilos en 17 paquetes y dos días después, en un rastrillaje, hallaron el resto y una mochila con documentación, que permitió identificar a un sospechoso -de transportar un cargamento de drogas- que fue detenido en enero de 2016.
En el juicio, la defensora Mónica Alejandra Hohenstein Von Lug señaló que la prueba había sido plantada y pidió la absolución de Ulises Yonatan Asmed Ale, mientras que el fiscal federal el fiscal Jorge Bonvehi solicitó una condena de cuatro años y dos meses de prisión. El acusado fue liberado el 2 de octubre pasado.
En el fallo, el juez Triputti consideró que las autoridades policiales “procedieron sin autorización judicial y sin siquiera comunicar al juez natural” el registro de los paquetes con marihuana y señaló que la actuación “defectuosa” que traspasó los límites de la Constitución llevó a la absolución del imputado.