Abuso: condenan a padrastro

NUEVE AÑOS DE PRISION PARA UN HOMBRE

El juez Daniel Sáez Zamora condenó el miércoles pasado a nueve años de prisión a un hombre por haber abusado sexualmente de su hijastra, una niña de 13 años. El delito tuvo como agravantes ya que fue “gravemente ultrajante tanto por la duración como por las circunstancias de realización, y con acceso carnal” y por haberse cometido “en situación de convivencia, como delito continuado”. La víctima convivía con el hombre (pareja de su madre) desde que ella tenía dos años.
El juez dio por probado que el imputado abusó sexualmente de la menor -que hoy tiene 16 años-, desde que tenía 7 hasta los 11 mediante tocamientos; de los 11 a los 14 con otras acciones y más tocamientos; y luego con penetraciones. Todos los hechos ocurrieron en una habitación de la vivienda que el acusado compartía con la madre de la víctima y en un galpón. Con su fallo, Sáez Zamora avaló el relato del fiscal Walter Antonio Martos durante el juicio oral.
La denuncia contra el camionero de 40 años fue promovida por una hermana de la niña a mediados del año pasado. El imputado estuvo preso 23 días. Después permaneció bajo un régimen de arresto domiciliario -al cuidado de su madre en una localidad del interior- y luego se dispuso su libertad y se sustituyó ese arresto por una prohibición absoluta de acercamiento y contacto con todo el grupo familiar.

Negó todo.
El padrastro, en el debate, negó la acusación y dijo ser inocente. Sostuvo que nunca tuvo una discusión con la víctima y que días antes de la denuncia solo le pegó una cachetada porque ella había insultado a la madre.
El fiscal de la causa, Walter Antonio Martos, requirió una pena a 15 años de prisión y argumentó su posición con los perjuicios causados a la víctima. Valoró como atenuante la carencia de antecedentes penales del camionero, y como agravantes, la edad de la víctima, el modo en que cometió el abuso, el aprovechamiento de la situación de convivencia y las secuelas psicológicas que produjo en la niña.
La defensora particular, Mirta Brown, en cambio, negó que su defendido haya sido autor de los hechos descriptos y, subsidiariamente, pidió que se le otorgue una pena en suspenso a tres años de prisión.

Juez.
Sáez Zamora, para condenarlo a nueve años, valoró en forma positiva la falta de antecedentes penales del acusado y las manifestaciones de tres testigos sobre el buen concepto que dieron como vecino, amigo y persona trabajadora. A su vez tuvo en cuenta negativamente la extensión del daño causado a la niña.

Compartir