“Acatamiento superior al 80 por ciento”

La secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa), Claudia Fernández, estimó que el nivel de acatamiento al paro nacional de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) en las escuelas de la provincia de La Pampa fue de más del 80 por ciento.
El gremio docente participó ayer de la movilización convocada por las dos ramas de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) en la Plaza San Martín en contra de las medidas económicas impulsadas por el gobierno nacional de Mauricio Macri.
“El acatamiento es superior al 80 por ciento. Cabe recordar que estamos todos los trabajadores de paro, los porteros, los cocineros y los docentes. También hubo un acatamiento importante a nivel nacional”, sostuvo Fernández en diálogo con el programa “El Aire de la Mañana” que se emite por Radio Noticias.
En ese escenario, la gremialista indicó que “se viene ejerciendo el no diálogo y la violencia institucional”. “Cuando los sueldos no se pagan, cuando está faltando la comida y cuando los comercios tienen que cerrar hay violencia institucional y una violencia hacia los ciudadanos que vamos a rechazar en todo momento”, dijo la dirigente de Utelpa.
“Vamos a seguir bregando por políticas integrales que garanticen nuestros derechos”, concluyó Fernández.

Reclamos.
El paro convocado desde Ctera tuvo como principales reclamos “la amenaza al régimen previsional docente” y “la negativa del gobierno nacional y los gobiernos provinciales de reabrir las paritarias”. Aunque en La Pampa, a fines de agosto, los docentes aceptaron la oferta del gobierno que fue de una suma fija de 2.000 pesos en agosto, tres por ciento en septiembre, otra suma fija de 1.000 pesos en octubre, tres por ciento en noviembre y los 5.000 pesos de suma fija en diciembre.
Es la segunda vez en el año que los docentes pampeanos se adhieren a una medida de fuerza a nivel nacional impulsada desde la central. El primer paro fue el miércoles 24 de agosto.

Puertas abiertas.
En tanto, tal cual lo anunció el gobierno provincial hace unos días, las puertas de las escuelas permanecieron abiertas. “Se busca llevar a las familias la tranquilidad que representa que las instituciones educativas estén disponibles y prestas para recibir a sus hijos, más allá de la decisión de cada docente de adherir o no al paro, disponiendo de su legítimo derecho a huelga”, afirmó el gobierno en un comunicado de prensa.

Compartir