Accionistas acusan a Refipampa de giros ilegales

REFINERIA PAMPEANA

Juan José Reyes – Catorce empresas radicaron una denuncia ante un Juzgado Civil y Comercial de la ciudad de Buenos Aires. El martes pasado notificaron a la petrolera pampeana en su caracter de socia de la primer refinería que operará en la zona petrolera de La Pampa.
Con sorpresa e incredulidad autoridades de Pampetrol recibieron el martes una Carta Documento (Andreani 2286619-3) de un grupo económico de catorce firmas. En ella aseguran que se detectaron transferencias de dinero al exterior que involucran a RefiPampa, por tanto a Pampetrol socia en un 20% del paquete accionario. La sociedad entre ambas empresas nació en 2014, cuando el gobernador Oscar Mario Jorge le otorgó crédito de promoción industrial de 20 millones de pesos y una exención impositiva por quince años.
Junto a RefiPampa, en el expediente (nº JU 9376/2016) instruido en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial 4 de la Ciudad de Buenos Aires, también se involucra a dos consorcios multinacionales como Jukelar SA y Naviera Conosur SA como “partícipes directos junto a distintas entidades bancarias del exterior de la transferencia de al menos y a título de ejemplo 2 facturas por 173 mil dólares”.
La carta documento agrega: “Existen indicios de que podrían haber configurado conductas ilícitas que darían lugar a iniciación de acciones penales, según derivaciones de los procesos civiles”.

Riesgos.
Es evidente que la falta de control y los riesgos de intervenir en un Directorio de una empresa estatal de participación mixta, cuando la gestión real y efectiva (RefiPampa) la llevan privados, preocupa y amerita a que los legisladores busquen un mecanismo para que la provincia asuma el control.
En primer lugar no hay que olvidar que la refinería es un emprendimiento con mayoría de capitales privados nacionales pero con participación de la provincia, ya que forma parte de las unidades de negocios de Pampetrol. Es una fuerte señal de alerta que se estén ventilando datos muy sensibles, al menos de dos factures de muchas otras, con salida de dólares al exterior sin saberse el destino final de los fondos. No será hora que la provincia (como accionistas mayoritario) exija a la petrolera una auditoría para saber que ha pasado en anteriores gestiones de Pampetrol estando asociada a la refinería.
El gobernador Verna recibió hace poco al presidente de Pampetrol, Daniel Grundnig, quién dijo que “la refinería aportaría a la provincia un tercio de demanda de gasoil”. La denuncia surge en momentos en que Pampetrol está tramitando su bandera propia para reducir costos en la provisión de combustibles a Casa de Piedra, Ataliva Roca, Quehué y General Acha como primer paso.

Grave denuncia.
La demanda fue presentada por los accionistas y directores de Cereales Don Nino SA y del grupo económico conformado, por Refipampa SA (Pampetrol es propietaria del 20%) junto a Petróleos & Servicios SA; All Road SA; Fuel Control SA; Puma Energy Service SA; Transbus Junín SA; Servicios del Desierto SA; Dejam SA; Jukelar SA; Totito SA; Kalpa Group SA; Dynamo Investment INC; All Road Brasil y G3 SA, entre otras, afirman allí que “al menos dos facturas emitidas por Refipampa por 110.378,40 dólares (factura 427) y la Nº 427 por 62.976,96 dólares”, se depositaron fuera del país.
La Carta Documento, que lleva las firmas de los dos principales accionistas de Servicios del Desierto SA., dueña de Refipampa y todo el grupo económico Ricardo Omar Risso y Marcelo Víctor Castillo), finaliza con un pedido a las autoridades de Pampetrol: “En el marco de dichas actuaciones judiciales y tales operaciones, se requiere tengan a bien indicarnos con que funcionario podemos contactarnos a los fines de efectuar un análisis de las situaciones que nos involucran”.
Duro es decirlo, pero la importancia estratégica que tiene todo el petróleo pampeano que cruza el río hacia un oleoducto que lo dirige a las refinerías está en problemas. Las dos firmas denunciadas junto a RefiPampa, la empresa de transporte Junkeler SA cuya casa matriz está en Uruguay aunque ahí no puede operar y Naviera Conosur SA, que tienen filiales en Chile, Brasil y Paraguay, además de ser fletera del gasoil venezolano, no tienen relación alguna con La Pampa, salvo indirectamente a través de la refinería.

Sin controles y con clausuras.
El 2 de diciembre pasado el Bloque del Frepam le solicitó al Poder Ejecutivo Provincial que informe sobre el avance de las obras de la refinería Refipampa habida cuenta del retraso de la puesta en marcha del inicio de las operaciones de la refinería ubicada en cercanías de 25 de Mayo, en clara alusión a la clausura de mes de julio.
LA ARENA publicó hace poco que el 7 de julio último, la Delegación de Relaciones Laborales de La Pampa mediante sumarios administrativos clausuró dos obras de la petroquímica Refipampa, nueva socia de Pampetrol en el 20% de sus activos. Ambas infraestructuras están en 25 de Mayo, una en la zona del Yacimiento Medanito Sur y la otra llamada “Obra Cruce” de la estación de servicio perteneciente a su controlante, Servicios del Desierto SA (SSD). También se clausuró a una subcontratista de RefiPampa (Constructora Díaz SRL) ya que entre ambas no cumplían normativas de seguridad e higiene a cargo de programas aprobados por las ART. Por ello se labraron además infracciones por tener 18 empleados sin Credencial de Registro Laboral (en negro).
De la documentación a la que se pudo acceder -actas de inspección, acta de clausura y planillas de relevamiento de personal- se desprendían serias irregularidades. Al momento de la verificación no había un coordinador sanitario en la obra de la planta y las inspecciones, una en materia laboral y la otra de Seguridad e Higiene. (JJR)