Acuerdan trabajo conjunto con Sempre

GREMIOS SE REUNIERON CON AUTORIDADES TRAS RECLAMO POR PRESTACIONES

Dirigentes del Sindicato de los Trabajadores de la Salud Pública (Sitrasap) realizaron una panfleteada en las inmediaciones del edificio del Servicio Médico Previsional del Instituto de Seguridad Social (Sempre). La medida contó con el acompañamiento del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).
Entre otros, los reclamos se basaron en que el bono para la consulta es cada vez más caro, el pago de coseguros extras, que la obra social actúa como una financiera para la provisión de prótesis o cubrir cirugías al ofrecerles préstamos que deben ser devueltos con “importantes intereses”, y que cada vez cubre menos medicamentos.
Luego de la manifestación los secretarios generales del Sitrasap y el SOEM, Carlos Ortellado y Gustavo Montiel, respectivamente, se reunieron con el gerente general del Sempre, José Luis Giacobbe, y la auditora del organismo quienes se comprometieron a trabajar en conjunto por la evolución de las negociaciones con los prestadores. Los encuentros con los médicos durarán aproximadamente un mes. Luego harán una evaluación de la situación.

Préstamos.
Antes de ser recibido por las autoridades del Sempre, Ortellado dialogó con los medios de prensa señalando que “estamos tratando de generar un estado de información con respecto a lo que nos está pasando con nuestra obra social”.
“Estamos poniendo en evidencia lo que nos dicen muchos de nuestros compañeros cuando tienen algún problema de salud”, señaló el sindicalista. Y agregó: “El disparador fue lo que pasó en una asamblea en el Plan 5000 cuando una mujer contó lo que le sucedió a su hijo que tenía que someterse a una cirugía muy grande donde los médicos tenían que colocarle una prótesis que salía aproximadamente 200.000 pesos y que el Sempre no se lo podía cubrir pero le ofrecía el préstamo para poder pagarla, y que después se lo devolviera en cuotas con los intereses”.
Por otra parte, manifestó que “en realidad la obra social debería cubrirnos todas las prestaciones porque para eso aportamos los trabajadores estatales de la provincia”.
“Si el dinero no alcanza y la demanda es superadora a los recursos económicos que tiene, deberían convocar a los verdaderos dueños que somos los trabajadores y ver cuáles son los mecanismos a seguir para que esta obra social pueda cubrir a todos los trabajadores en sus problemas de salud”, reclamó.
A su vez, exigió la participación de los representantes de los empleados. “En agosto del año pasado terminó el plazo del representante de los trabajadores en el directorio del Instituto (de Seguridad Social) y el gobernador tenía en su escritorio la terna que había presentado ATE para cubrir ese lugar y el señor Jorge nunca habilitó a este compañero para que integre el directorio”, concluyó.

Desmentida oficial.
En tanto, desde el Servicio Médico Previsional del Instituto de Seguridad Social consideraron “sumamente llamativa que la organización gremial nunca se acercó a esta institución para interiorizarse sobre los temas de referencia, recurriendo directamente a los medios públicos convocando a una volanteada con datos imprecisos, ‘desinformando’ a los afiliados”.
“No se han establecidos nuevos coseguros (copagos) en las prestaciones. Por el contrario, todos los años se han ido eliminando en algunas prestaciones”, explicaron mediante un comunicado de prensa que lleva la firma del gerente José Luis Giacobbe.
En lo que respecta al valor del bono consulta del coseguro, indicaron que “no supera el 20 por ciento del valor de la prestación, siendo que históricamente dicho coseguro era del 50 por ciento. Se actualizó además el formulario de medicamentos en febrero de este año, mejorando significativamente la cobertura. Todas estas medidas muestran claramente la política de accesibilidad que se le otorga de manera permanente a los afiliados al Sempre”.
Por otro lado, y en relación a prótesis y órtesis aclararon que “la obra social está brindando cobertura del 100% de dichos elementos, considerando el menor valor de mercado y con calidad comprobable”.
En ese contexto, reiteraron que “la obra social está manteniendo reuniones con el Colegio Médico de La Pampa con el objetivo de regularizar el uso y reconocimiento de estos elementos, ya que de ninguna manera la Obra Social va a sostener ni avalar las ambiciones desmesuradas por parte de algunos sectores en perjuicio de los intereses de todos los afiliados”.

Estudian nuevo sistema
Las autoridades del Sempre analizan implementar un sistema de tarjeta que elimine las órdenes de consulta actuales, dinamizando ese trámite y evitando su uso abusivo por parte de los asociados. Se está explorando la oferta de las empresas prestadoras del servicio.
El gerente de la obra social provincial, José Luis Giacobbe, dio cuenta de esa nueva metodología de atención del Sempre durante el diálogo que mantuvo ayer con Radio Noticias, minutos antes de que el Sitrasap realizara una volanteada frente a la sede de la obra social reclamando mejoras en las prestaciones.
Giacobe remarcó que la obra social “financieramente está equilibrada, no falta pero tampoco sobra nada” y que “somos bastante ordenados en la ejecución del presupuesto y tenemos en claro que los recursos son limitados, que cada vez que damos algo nuevo tenemos que ver de dónde provienen los fondos”.
“Siempre vemos de dónde sacamos para dar un reconocimiento a una determinada prestación o cómo hacer controles para evitar las sobre-prestaciones”, agregó.
“El Sempre está ordenado en la medida que sigamos llevando la política de estos años, analizando las mejoras en la cobertura y viendo cómo repercute en las finanzas”.
Consultado por al bono de consulta y el abuso que realizan los adherentes a la obra social, el gerente indicó que “el bono consulta no llega al 20 por ciento del valor de la consulta, aunque entiendo que puede representar algún problema para una familia numerosa que tiene bajos ingresos”.
“Creemos que su valor del coseguro es más que razonable si se lo compara con otras obras sociales que están en alrededor de 35 ó 40 pesos por encima”.
Frente al uso irrestricto de esas órdenes, Giacobbe dio cuenta que en el Sempre “se está trabajando para ver la posibilidad de implementar una tarjeta, para que quien vaya al médico lo haga con ella y, por ejemplo, evitar que pueda prestar el carné”.
“Estamos viendo las alternativas de los proveedores del servicio, porque uno contrata no solo una tarjeta sino un sistema de cómputo de datos de todos los puntos de atención. Tendríamos que llegar a cada pueblo de la provincia donde necesariamente deberá haber una computadora y así se evitaría la burocracia, se simplificaría el trámite de autorización y nos evitaría que el afiliado use abusivamente de la consulta”, sostuvo el gerente del Sempre.