Acuerdo entre TDC y el Colegio de Abogados

Dos meses exactos tardó el Colegio de Abogados para responder una solicitud de LA ARENA y entregarle una copia del convenio firmado con el Tribunal de Cuentas, en 1999, para que éste organismo fiscalizara la licitación y construcción de dos edificios. El pedido fue realizado por escrito el 13 de marzo y contestado la semana pasada, con una nota fechada el 13 de mayo y firmada por la secretaria Silvana Rodríguez Musso y el tesorero Sergio Fresco. Esa misma requisitoria fue formulada al TdeC, pero desde allí nunca hubo respuesta. Ambos directivos justificaron la tardanza en que “hubo que realizar una exhaustiva búsqueda en nuestros archivos, dado el largo tiempo transcurrido”.
El sospechoso convenio está bajo la mira judicial ya que la fiscal Susana Alvarez evalúa si promueve una acción penal. En principio, a través de ese acto, se podría haber cometido un delito e involucraría a Peres porque -como firmante del texto- se habría atribuido facultades que ni la Constitución provincial ni la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas le otorgan.
El convenio establece que el Tribunal realizaría “las tareas de control previo y posterior de las actuaciones que se tramitarán como consecuencia del llamado a licitación para la ejecución del proyecto y, construcción, de la sede del Colegio en Santa Rosa y General Pico”.
La Ley Orgánica, al referirse a la competencia del Tribunal, no habla del control sobre organismos privados, sino de “intervenir en el control previo, y en el ulterior juzgamiento de las rendiciones de cuentas, de las operaciones financiero-patrimoniales de los poderes del Estado y de los organismos autárquicos o descentralizados”. El Colegio es una entidad privada y, por lo tanto, no cae dentro de esa categoría.
La Constitución tampoco le daría cobertura legal al acto. El artículo 103 expresa que el Tribunal “fiscalizará la percepción e inversión de las rentas públicas provinciales y las cuentas de las instituciones privadas que reciban subsidios de la Provincia…” Aquí tampoco hubo subsidios de por medio.