Acusada de estafa al BLP sigue detenida

SE REALIZO LA AUDIENCIA DE FORMALIZACION EN LA CIUDAD JUDICIAL

El juez sustituto Nicolás Casagrande dictó ayer la prisión preventiva por el plazo de 60 días contra Delia Esther Mular, una mujer de 48 años que fue detenida en la provincia de Buenos Aires, acusada del delito de defraudación por medios informáticos contra un usuario del Banco de La Pampa por una suma cercana a los 100 mil pesos.
Ayer por la mañana, se desarrolló la audiencia de formalización en la Ciudad Judicial de Santa Rosa; la acusada asistió junto a su abogado defensor Luciano Di Nápoli y también estuvieron el fiscal penal Máximo Paulucci y Raúl García, representante legal del BLP que es querellante en la causa.
El delito en cuestión está tipificado en el artículo 173 inciso 16 del Código Penal. El texto del mismo incluye a quien “defraudare a otro mediante cualquier técnica de manipulación informática que altere el normal funcionamiento de un sistema informático o la transmisión de datos”.
La pena prevista en el Código va de un mes a seis años, como una estafa informática. Todo sucedió a través del sistema home banking.

Prisión.
“El juez Casagrande determinó la prisión preventiva por 60 días, sin perjuicio de que se pueda reexaminar la medida”, dijo el fiscal Paulucci, que pidió que Mular permanezca en prisión hasta el final del proceso o en forma subsidiaria, por 90 días al considerar que existía peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación, ya que el dinero todavía no apareció y puede haber más implicados en la causa.
El defensor Di Nápoli se opuso a la medida, cuestionando el planteo sobre peligro de fuga, algo que fue aceptado por el juez. El abogado destacó que la mujer “tiene arraigo en el país”, que vive en Longchamps junto a su familia y por una enfermedad necesita medicamentos permanentemente.
En cambio, el magistrado hizo lugar al planteo del fiscal Paulucci sobre la posibilidad de que en libertad, la acusada obstaculice la investigación, que podría alcanzar a más personas, ya que los conocimientos sobre informática de la mujer son escasos. Por eso, se decidió la prisión por 60 días y la acusada fue alojada en la Seccional Sexta de Policía.
Por otro lado, también la fiscalía solicitó diversas pruebas como la apertura de teléfonos celulares y una computadora que fueron encontradas durante el allanamiento realizado en su casa del Gran Buenos Aires.

Video.
Sobre la preventiva, Di Nápoli manifestó que “pedí que se contemple alternativas como el arresto domiciliario, que fije domicilio, medidas de sustitución a la prisión preventiva, pero el juez no hizo lugar el juez”, que sí coincidió con el argumento del abogado contra la posibilidad de peligro de fuga.
Mular, que no tiene antecedentes penales, no declaró ante el fiscal Paulucci ni frente al juez Casagrande. “La mujer retiró dinero de una cuenta de seguridad social, donde cobraba una pensión de pocos montos, no había posibilidad que mueva la cantidad de 99 mil pesos”, añadió.
“Nosotros acreditamos que el dinero (que se transfirió de una cuenta del BLP) fue a una cuenta particular y la mujer se presentó minutos después en una sucursal del Banco Comafi en Longchamps y saco la plata en efectivo y quedó filmada. El Banco pampeano repuso el dinero al cliente”, explicó el fiscal.

Desvío.
El caso trascendió en octubre pasado como un hackeo al Banco de La Pampa, pero la fiscalía enseguida determinó que en realidad el ataque fue a una cuenta de un usuario, que ingresó sus datos en una cuenta de home banking no oficial, trucha, y aportó información que luego fue utilizada para hacer la transferencia sin su consentimiento.
Justamente, esa transferencia de alrededor de 100 mil pesos fue realizada a una cuenta del Banco Comafi en la sucursal de Longchamps. La justicia local pidió rápidamente el bloque de la cuenta, pero el dinero fue retirado enseguida por la mujer acusada. Mular fue individualizada a partir de una filmación donde aparece llevándose el dinero del banco.