Acusados por homicidio calificado

La Justicia dictó prisión preventiva por 60 días a Natalia Schreiber, de 31 años, y Marcelo Taboada, de 39, los padres de la pequeña Zoe, que fue encontrada sin vida en la localidad de Anguil. La audiencia de formalización se llevó a cabo la mañana de ayer en la Ciudad Judicial donde se fueron acusados, provisoriamente, del delito de “homicidio calificado, por resultar ser la víctima descendiente de los imputados” y le dictaron la prisión preventiva por el lapso de tiempo mencionado.
El fiscal Marcos Sacco, entrevistado por periodistas de El Aire de la Mañana, afirmó que en la actualidad se conoce el certificado de defunción de la niña firmado por el médico especialista del hospital Lucio Molas de Santa Rosa. “Hace mención a una muerte violenta, con traumatismo de cráneo violento. A raíz de eso se ordenó la detención y en lo que estamos trabajando es para ver cómo se produjo y en qué circunstancia”. Además añadió que “hoy por hoy lo que tenemos seguro es la actuación del médico de Anguil, al ser la niña llevada por su madre, y la posterior derivación al hospital Lucio Molas”. El fiscal manifestó además que, para el fin de semana, esperan contar con el informe de la autopsia. También adelantó que se le tomará testimonio, mediante Cámara Gesell, a una niña de nueve años que convivía con el matrimonio.
La beba de un año y tres meses ingresó el lunes a las 21.30 a la posta sanitaria del pueblo con un cuadro grave y llamativo por lo que fue derivada al hospital Lucio Molas de la capital pampeana. Los médicos no pudieron hacer nada ya que la niña murió de un paro cardíaco a raíz de un edema cerebral.

Posteo inquietante.
Pero el caso trajo aparejado una curiosidad que inquietó no solo a los familiares sino al conjunto de investigadores. Sacco dijo que se sumó como elemento de prueba al expediente de la causa uno de los últimos posteos en la red social Facebook de la madre de Zoe. “Alguien efectuó una captura de pantalla y aportó este elemento como prueba”, informó Sacco. El posteo de Schreiber afirma que presentía (el día de la muerte de la nena) una “mala y triste noticia”, completó el fiscal.

Compartir