Acusan a funcionario de facilitar la prostitución

DOS ALLANAMIENTOS

Dos “trabajos” tenía hasta la semana pasada el bombero Marcelo Leiría: por un lado estaba a cargo del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendio del Aeropuerto Santa Sosa (adscripto a la Policía de Seguridad Aeroportuaria) y por el otro administraba un hotel alojamiento clandestino en el barrio Malvinas Argentinas en donde eran prostituidas jovencitas y mujeres de la ciudad.
La segunda actividad del hombre culminó cuando la Justicia Federal ordenó su captura luego de haber recibido de manos de la policía provincial una investigación que llevó no menos de cuatro meses: lo acusaron de facilitar la prostitución, delito que está enmarcado en la Ley de Trata de Personas (Ley Nº26.842).
El jueves pasado cerca de las 22, en un allanamiento realizado en una casa de la calle Montaldo a la altura del 158, uno de los hijos de Leiría fue encontrado mientras regenteaba el “hotel” en el que cobraban entre 50 y 100 pesos el turno para mantener relaciones sexuales, generalmente con muchachas que eran prostituidas.

Procedimiento.
Fuentes policiales informaron que tras la orden del Juez Federal, Luis Salas, fue allanada la vivienda del barrio Malvinas Argentinas y en simultáneo una vivienda de la calle Salanueva al 1551 adonde vive Leiría. En la casa de la Montaldo fue identificado el hijo del bombero y dos parejas que estaban manteniendo relaciones sexuales en distintas habitaciones. A los hombres prostituyentes -agregaron las fuentes- se les tomó declaración y se los puso a disposición del Juzgado Federal de Santa Rosa mientras que las mujeres fueron asistidas por el equipo técnico especializado. En la vivienda de la calle Salanueva, fue detenido Leiría padre.
“Ese lugar era un verdadero asco”, dijo el oficial principal Luis José María Roberto, coordinador del Equipo de Abordaje a Incidentes Críticos (Edaic), a cargo del operativo, quién además se encuentra temporalmente al cargo del área de lucha contra la trata de personas de la Policía de La Pampa. La instrucción de la causa está ahora en manos de la fiscalía federal a cargo de Adriana Zapico.

Sin resistencia.
El oficial Roberto señaló que al momento de ser detenido en la casa de la calle Salanueva, “Leiría no ofreció resistencia” y que al no existir peligro de fuga “la Justicia lo dejó en libertad aunque involucrado en la causa por facilitación de la prostitución”. También indicó que “se juntaron todos los medios de prueba y podemos decir que el allanamiento tuvo un resultado positivo. Se secuestraron teléfonos, documentación, más de 600 preservativos, entre otros elementos. Otro dato no menor es que en los dos domicilios encontramos, en total, 100 cajas de pirotecnia, cuya comercialización está prohibida en la ciudad de Santa Rosa”, agregó Roberto.

Compartir