Adicciones: ahora renunció Travaíni

SE FUE EN MEDIO DE UNA POLEMICA POR EL TRATAMIENTO A LOS ADICTOS

El médico Roberto Pedro Travaíni concretó ayer su renuncia al cargo que asumió el pasado 24 de agosto, con lo que parece profundizarse la crisis de la Subsecretaría de Salud Mental y Abordaje contra las Adicciones. La información -todavía no oficial- había empezado a circular con fuerza ya la semana anterior en el Ministerio de Salud; y la decisión de Travaíni es la segunda en el mismo sentido en dos meses.
Cabe recordar que al producirse el alejamiento de Daniel Pignatta -cuestionado por algunos trabajadores-, vino la asunción de Travaíni el 24 de agosto último.
Este, promediando la semana anterior, le había anunciado al ministro de Salud, Rubén Ojuez, que estaba dispuesto a irse de la Subsecretaría, y ahora terminó de concretar su alejamiento por “estrictas razones personales”.

Por qué se va Travaíni.
Lo cierto es que al médico, que antes de ser subsecretario era titular de Salud Mental en el Hospital Lucio Molas -donde podría regresar ahora-, no le habría gustado nada la exposición mediática por un lado; pero también habría tenido algunas diferencias con una de las directoras del área.
La semana anterior se habló de la salida del médico Adrián Rinaldi, director de Adicciones, aunque con posterioridad salió a negarlo ante un cronista de LA ARENA, diciendo que esa renuncia correspondía al momento en que se fue Daniel Pignatta -el antecesor de Travaíni-, pero lo más probable es que haya sido convencido para seguir por el propio ministro Ojuez.

Rinaldi no, Rinaldi sí.
Por eso Rinaldi dijo: “Mi renuncia está en manos del ministro Ojuez desde que se fue (el ex subsecretario, Daniel) Pignatta. Por una cuestión obvia, cuando se fue Pignatta, presenté la renuncia pero el ministro nunca la aceptó. Es más, estamos trabajando un proyecto en común con Travaíni”, sostuvo. “Problemas no hay. Puede haber algunas diferencias de pensamiento sobre cómo manejar la subsecretaría, pero ambos entendemos que ahora (tras la partida de Pignatta) hay otra manera de trabajar”, agregó Rinaldi.
Lo cierto es que desde que Rinaldi salió en una nota en este diario hablando de la futura creación de un centro de atención de adicciones, el mismo Travaíni lo habría cuestionado por no consultarlo antes de atender a LA ARENA.

Cuestionamientos.
Si bien apenas asumió Travaíni hubo una suerte de distensión en la Subsecretaría, con el correr de los días la situación no cambió demasiado en la dependencia, y hubo más de un profesional que prefirió solicitar el pase a otra dependencia. Además hubo después fuertes críticas de los responsables del programa Guadalupe, que incluso llegaron a pedir la renuncia de Travaíni.
El programa Guadalupe fue el primero en La Pampa para tratar adicciones con internación, y Marita Roo -su titular- manifestó que podría desaparecer por motivos económicos y por las diferencias en las políticas impulsadas desde la Subsecretaría. Roo se preguntó “¿por qué una persona que ni siquiera sabe cómo funciona el Programa Guadalupe, porque nunca nos citó ni concurrió en los casi 20 años que funcionamos, está al frente de esta Subsecretaria?”, dijo a la vez que pidió que se tomen cartas en el asunto.
Travaíni, a quien se lo reconoce profesionalmente, no estaría acostumbrado a la exposición pública, y eso apuró su salida; más allá de alguna situación con otra directora de la Subsecretaría.
¿Quién viene a ocupar el cargo? Algunos dicen que al propio Adrián Rinaldi -también un médico bien considerado- podría ofrecérsele el puesto.

Compartir