Ahora se puede donar trabajo a la comuna

PROGRAMA DE VOLUNTARIADO SOCIAL

En medio de la discusión por la sanción del aumento promedio del 65% en las tasas municipales, el Concejo Deliberante de Santa Rosa aprobó el Programa de Voluntariado Social Municipal. Esta figura posibilitará que quienes así lo desean puedan donar su trabajo a la municipalidad sin que eso genere para la comuna ninguna obligación laboral para con el voluntario.
El proyecto fue impulsado por el concejal Miguel Bravo (Frepam). El articulado, además de instituir el citado programa, define al voluntario o voluntaria como toda aquella persona física y/o jurídica que libre, responsablemente y de un modo gratuito, altruista y solidario dedica parte de su tiempo a desarrollar actividades de interés general y sin fines de lucro para la comunidad, sin por ello recibir remuneración, salario ni contraprestación económica alguna.
Otro de los artículos establece que el Departamento Ejecutivo municipal, es decir, la intendencia, podrá desarrollar y proyectar actividades de voluntariado social vinculadas a las áreas o temáticas que crea conveniente. Los objetivos del programa son brindar las herramientas, coordinar y sistematizar los esfuerzos voluntarios individuales, brindar el espacio necesario, revalorizar y reconocer la tarea y permitir la participación de las personas para el voluntariado social.
El artículo 5º establece que este mecanismo no podrá reemplazar las tareas que desarrolla el personal municipal que está en planta permanente o ha sido contratado para desarrollar un trabajo remunerado. Especifica, además, que el voluntariado no constituye relación laboral alguna y que no está alcanzado por los beneficios de la seguridad social (jubilaciones).
Los voluntarios y voluntarias tendrán derecho a desarrollar sus actividades en condiciones y circunstancias similares a las legalmente contempladas para el personal asalariado, recibir la información, la capacitación y los medios necesarios para realizar las tareas en tiempo y forma, disponer de una acreditación identificatoria, recibir una vez concluido el trabajo un certificado, contar con un seguro contra los riesgos derivados de la actividad desarrollada y que la misma sirva como antecedente de valoración obligatoria en los concursos para cubrir vacantes en el Estado municipal.
A su vez, los voluntarios y voluntarias tendrán obligaciones, como aceptar los fines y objetivos de la institución, actuar con la debida diligencia, participar de las capacitaciones afines, respetar los derechos de los beneficiarios de las acciones, cumplir con las tareas asignadas siguiente las instrucciones que reciban, entre otras.
Para el ingreso de las personas que quieran ingresar al programa se realizarán acuerdos por escrito. En el caso de las personas jurídicas, públicas o privadas, el Ejecutivo o el CD podrán celebrar convenios de colaboración y cooperación.
La ordenanza se basa en la Ley Nacional 25855/03, de Voluntariado Social, la cual fue promulgada en el año 2004. En el año 2013, Santa Rosa adhirió a esa legislación. Ahora, la creación del Programa incluyó la derogación de la ordenanza 4875/13.

Compartir