“Alarma por la improvisación”

PEDRO SALAS REPROCHO A LA COMUNA POR LOS "TRAPITOS".

El dirigente radical Pedro Salas criticó duramente el accionar de la Municipalidad de Santa Rosa en torno a los lavacoches, que por cambios en el estacionamiento en derredor de la Plaza San Martín ya no podrán seguir trabajando en esa zona.
Salas, quien fue rival en la interna para la intendencia capitalina del actual jefe comunal Leandro Altolaguirre -durante el mandato de Francisco Torroba se desempeñó como secretario de Gobierno-, se mostró preocupado por el grado de “improvisación” con que actuó la municipalidad. El ex funcionario se refirió -de alguna manera respondiendo a un interrogante planteado por LA ARENA- a la falta de planes o procedimientos para afrontar el inminente conflicto que iba a desatar aquella medida de cambiar disposiciones en el estacionamiento en el sector de la plaza San Martín.

Agravan problemas.
“Alarma el tremendo grado de improvisación y la capacidad para agravar problemas existentes, en lugar de buscar soluciones”, dice Salas en su página de Facebook.
Y agrega: “La puesta en marcha de la idea de reordenar el estacionamiento en derredor de la Plaza San Martín no previó el inevitable conflicto con los lavacoches, instalados en el lugar desde hace más de una década, quienes ahora se verán obligados a abandonar esa ubicación, como consecuencia de la restricción de estacionamiento de los vehículos particulares cuyo lavado constituye su fuente de ingreso diario para un número indeterminado de trabajadores informales”.
También reprochó que una vez “estallado el enfrentamiento se apuran propuestas de soluciones para calmar los ánimos, buscando compensar de forma irregular y amañada las pérdidas de ingresos de los lavacoches. Se habla de un programa de capacitación (recordando viejas y fracasadas fórmulas como las “becas” instrumentadas por el breve intendente -refiere a Tierno-), que resulta ambiguo en cuanto sus objetivos y alcances”.

Tratamiento serio.
Después plantea una serie de interrogantes: “¿Será para capacitar o para dar trabajo? ¿será solo para los lavacoches que trabajan en la Plaza San Martín, o para todos los que coparon la ciudad?, ¿si piensan limitarlos a los primeros, cómo esperan conformar al resto?, ¿será una compensación por la pérdida de ingresos de los afectados, o una iniciativa para terminar con esa forma de trabajo informal?, ¿cuál será la fuente de financiación del ‘programa’ ¿cuándo termine la capacitación qué salida laboral tendrán los capacitados, y quién dará ocupación a esas personas?”.
Sostuvo Salas que “la actividad de lavacoches y otros trabajadores informales, cuya presencia va extendiéndose cada vez a más cuadras de la ciudad es una situación que reclama la acción del municipio y otros organismos públicos, por razones sociales, económicas, laborales, con un abordaje integral y no con parches circunstanciales. Es un tema que reclama tratamiento y propuestas serias de solución, por su propia entidad y no como consecuencia imprevista de un cambio de lugares de estacionamiento”.