“Algunas leyes siguen dando una protección indebida”

BERHONGARAY ADVIRTIO QUE SE CONDICIONA LA INVESTIGACION A FUNCIONARIOS

El diputado Martín Berhongaray (Frepam) afirmó ayer que “ni la Constitución Nacional ni la de La Pampa prevén fueros de proceso, pero algunas de nuestras leyes provinciales les siguen otorgando una protección indebida a muchos altos funcionarios y magistrados” y planteó la necesidad de una reforma. “No tiene que existir ningún impedimento para que avance una causa penal contra un funcionario”, resaltó.
“Los fueros de proceso buscan proteger a los funcionarios y magistrados porque impiden que puedan ser juzgados en sede penal hasta tanto se apruebe su desafuero o destitución en un procedimiento de juicio político. Es decir, el enjuiciamiento político se convierte en una suerte de primera barrera que hay que derribar para abrir la posibilidad del juzgamiento”, dijo.
Sobre lo que puede suceder si se rechaza el desafuero o se aprueba la destitución, el legislador agregó: “Esas decisiones tienen fuertes implicancias en la investigación judicial porque obstaculizan su progreso. A esta altura es inadmisible que la investigación ante la Justicia esté tan condicionada por el resultado del procedimiento de juicio político. Debieran ser dos investigaciones que avancen a buen ritmo y en paralelo”.
-¿Cómo es el sistema en La Pampa?
-Nuestra Constitución es muy clara y de ningún modo reconoce los llamados fueros de proceso; es decir, se habilita que las investigaciones judiciales que se hayan iniciado contra un determinado funcionario o magistrado avancen en simultáneo al juicio político hasta el dictado de una sentencia de condena o absolución. El problema es que las dos leyes que reglamentan nuestra Constitución otorgan garantías muy parecidas a los fueros de proceso, los protegen mucho más allá del criterio que marca la Constitución, y mucho más allá del criterio aplicado a nivel nacional.
-¿Cuáles son esas leyes?
-Por un lado está la ley 313 de Jury de Enjuiciamiento que es la que se aplica a jueces, fiscales, defensores y por el otro la ley 1246 que es la prevista para el gobernador, su vice, los ministros del Superior Tribunal y otros funcionarios de alto rango.
-¿Cuáles son las implicancias prácticas de este fuero de proceso?
-En definitiva condiciona las facultades de investigación de los jueces, las supedita a un proceso administrativo de juicio político donde el oficialismo siempre tiene una injerencia decisiva, porque por ejemplo la integración de la sala juzgadora de juicio político respeta la representación que tienen los distintos partidos políticos en la Legislatura, con el agravante de que se necesitan además los dos tercios para destituir al acusado. Si no se consigue esa mayoría, el denunciado debe ser absuelto y eso tira por tierra la investigación que se ve impedida de avanzar.
-¿Cómo se corrige la situación que usted señala?
-Yo he presentado dos proyectos de ley para eliminar los fueros en La Pampa. Propuse reformar el trámite de la ley 1246 dejando más que claro que no puede haber fueros para nadie, y también presentamos junto al ex diputado Martín Borthiry (PJ) una nueva ley para reglamentar el Jury de Enjuiciamiento y derogar la ley 313. Ambas leyes son muy anticuadas y rompen con el principio de que todos somos iguales ante la ley. Los mecanismos que prevén para investigar a los funcionarios son una trampa en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Pedido por “We Tripantü”
El diputado Martín Berhongaray (Frepam) presentó un proyecto de ley para declarar de interés provincial las celebraciones motivadas en la llegada del año nuevo aborigen “We Tripantü”, y eximir de concurrir a prestar servicios laborales, los días 23 desde las 12 y 24 de junio de cada año, a los agentes estatales y de asistir a clases a los alumnos de estas culturas.
“Corresponde al Congreso Nacional reconocer legislativamente y asegurar a las comunidades indígenas, el establecimiento y el pleno goce del conjunto de derechos”, afirmó el legislador. La Nación Rankül cuenta con más de 10 mil descendientes, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
“La celebración del año nuevo aborigen ‘We Tripantü’ se asienta en las más profundas creencias Rankülche en torno al universo y al reconocimiento de la naturaleza como fuente de alimento, agua y satisfacción de las necesidades del pueblo Rankül. La ceremonia constituye en una verdadera adoración al sol, la luna, el cielo, la tierra y el agua, como elementos naturales indispensables para asegurar la existencia”, dijo Berhongaray.
Agregó que “lejos de tratarse de una simple festividad, la conmemoración reafirma la convicción por mantener vivas las tradiciones ancestrales de su cultura. La celebración se inicia al atardecer del día 23 de junio cuando los participantes comienzan a congregarse en la localidad de Leuvucó”.
El diputado Berhongaray planteó que el proyecto brinda “las herramientas que faciliten la asistencia a la ceremonia, derecho condicionado a que con posterioridad acrediten su participación en los festejos” y explicó que “se prevé que el Poder Ejecutivo coopere con el Consejo de Lonko de las Comunidades Rankülche para coordinar acciones de colaboración en la celebración de la festividad”.

Compartir