Allanaron “Bar o Bar” por presunta trata

DECENAS DE POLICIAS EN EL OPERATIVO

Si bien no hubo detenidos, se secuestraron celulares, una computadora y una agenda. Los investigadores sospechan que el dueño del lugar oficiaba como intermediario entre las trabajadoras y los clientes. Hace varios meses que la Justicia venía siguiéndolo por escuchas telefónicas.
El Juzgado Federal de Santa Rosa allanó ayer a la madrugada un pub céntrico con vistas a recolectar pruebas para una investigación por presunta “trata de personas”. El procedimiento se realizó cerca de las 2 en Bar o Bar, comercio ubicado en la intersección de Uruguay y General Pico. En el operativo, en el que colaboró la Brigada de Investigaciones, se secuestraron teléfonos celulares, dos computadoras y una agenda donde estarían los nombres de las mujeres que trabajarían ejerciendo la prostitución. También fue secuestrada la recaudación de la jornada y tres muchachas -de entre 30 y 35 años- fueron identificadas porque aparentemente podrían ser víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual.
Fuentes tribunalicias informaron a LA ARENA que el allanamiento fue pedido después varios meses de que la policía siguiera al propietario del lugar por escuchas telefónicas. “Se trata de un allanamiento solicitado por la fiscalía desde hace una semana en el marco de una investigación vieja, que debe tener más de un año en trámite en los Tribunales Federales. En las escuchas surgió que el dueño del lugar facilitaba el comercio para que las mujeres fueran a levantar clientes. El hombre les avisaba a las chicas o ellas le preguntaban si había clientes, por teléfono”, dijo una fuente judicial.

Tranquilo.
Testigos que presenciaron el operativo dijeron a este diario que “fue un gran despliegue policial, con decenas de efectivos” pero que sin embargo “se realizó de manera tranquila” y que “no hubo ningún detenido ni ningún tipo de incidente”. Hoy a la mañana, las puertas de Bar o Bar aparecieron con las fajas de clausura.
“La mujer que estaba a cargo del bar, pareja del dueño, nos atendió amablemente y nos facilitó todo lo que estábamos buscando. No hubo detenidos. El propietario estaba ausente al momento del operativo, sin embargo se lo notificó en una causa que puede tener a priori al menos dos carátulas posibles: facilitación de la prostitución o trata de personas”. En el caso de que se compruebe que no hubo trata de personas, pero sí facilitación de la prostitución, la investigación seguirá su curso en la Justicia Provincial.