Alternativa para casas

Una nueva capacitación de construcción de viviendas en seco se dictó esta semana en el Centro de Formación Profesional Nº1 de Santa Rosa, de la mano de la empresa Barbieri.
En total participaron unas 20 personas, entre alumnos del Centro, gente de afuera y visitas de miembros de Obras Públicas de la provincia.
“La construcción en seco es una construcción alternativa, es diferente a tradicional. En este caso es exterior e interior a la vez, es dual”, explicó el director del establecimiento Raúl Necol. “Hay una diferencia, por ejemplo el espesor de un muro de este tipo de construcción equivale a un metro y medio de mampostería. Una ventaja es que se ahorra en energía para calefacción y para refrigeración. Otra es el tiempo de construcción, es mucho más rápido”, aseguró.
Por otra parte, este tipo de construcción tiene un costo inicial que no es mucho menor que la construcción tradicional, pero sí los costos indirectos al final de obra. “Una vivienda de 300 metros cubiertos, que en una construcción tradicional se tardaría 2 años en terminarla, en ésta una familia puede estar viviendo en 14 semanas. Se ahorran muchos costos indirectos que nunca se sabe cuántos van a ser”.
En el día de ayer los alumnos montaron los paneles que habían construido en días previos y armaron la estructura de una casa. “Eso después va revestido con placa de OSB y membrana tyvek en el exterior. Luego en el interior, después de todas las instalaciones, va lana mineral como aislación y luego cualquier placa, durlock o melamina; eso es indistinto, tiene una variedad enorme de terminaciones”, explicó Necol.

Compartir