“Amenazan estabilidad”

PREOCUPACION EN EL INTA

Los trabajadores del INTA de La Pampa, a través de su entidad gremial representativa (Apinta seccional Anguil) manifestaron ayer “honda preocupación ante la perspectiva cierta de que el Presupuesto 2017 incluya un recorte de más de 1.100 millones de pesos en el financiamiento de nuestra institución, tal cual lo prevé el proyecto de presupuesto enviado por el ejecutivo nacional al Senado” e hicieron un llamamiento público a los legisladores nacionales “para que no convaliden este arbitrario recorte que compromete la estabilidad laboral de decenas de trabajadores y el bienestar de decenas de familias pampeanas, afectando además el funcionamiento de una institución con prestigio internacional y de extraordinario nivel técnico-profesional, como es el INTA”.
En un comunicado de prensa emitido ayer desde el organismo, señalaron que “el proyectado recorte amenaza la estabilidad laboral de más de 600 trabajadores de la institución, comprometiendo a su vez la operatividad del instituto y su capacidad de llevar adelante proyectos de investigación y desarrollo estratégicos”.
Asimismo señalaron que “a contramano del discurso público del gobierno nacional, en el cual se exalta la calidad institucional y el rol estratégico del INTA, la realidad indica que las perspectivas marchan hacia un achicamiento de la institución y hacia una pérdida de su autonomía, expulsando trabajadores de sus puestos de trabajo”. Y agregaron: “Vale recordar que, contrario al discurso estigmatizador de las instituciones públicas y de los trabajadores del sector público, la planta del INTA creció apenas un 2,5% anual en el último lustro, siempre de acuerdo a necesidades puntuales de carácter técnico”.

Investigación.
Actualmente el INTA Anguil y sus respectivas estaciones experimentales ocupan a más de 180 trabajadores de los cuales la mitad son de planta permanente. También hay 45 contratados, 45 empleados en planta no permanente y algunos becarios.
“La situación es la misma que deben estar pasando los compañeros a nivel nacional. La semana pasada nos llegó la información de Apinta en la que se nos informa que en el nuevo presupuesto está previsto una baja de 1.140 millones de los cuales 218 son para sueldos”, dijo ayer a Radio Noticias el veterinario e integrante del INTA Anguil, Daniel Bedotti .
“La características que tenemos en el INTA es que, más allá de la reducción del presupuesto, hay un compromiso con el trabajo y con las investigaciones que va más allá de lo económico. Nosotros trabajamos con medianos y pequeños productores que no tienen posibilidades de conseguir otra información”, añadió Bedotti y destacó que pese a la preocupación por la reducción de presupuesto “se sigue trabajando de la misma manera en las diversas investigaciones”.
“Hacemos lo que podemos con los recursos: las investigaciones no van a parar porque no haya plata aunque somos conscientes que estamos un poco limitados”, reconoció el profesional que hace más de 30 años se desempeña en la sede del INTA Anguil.

Compartir