Aplaudida en un colegio

CONTRA POSIBLE CIERRE DE DIVISIONES

Mariana Villalba, directora interina del Colegio Secundario Madre Teresa de Calcuta y Liliana Peralta, secretaria general de Utelpa Seccional Santa Rosa; acompañaron una aplaudida que se realizó en el colegio secundario Madre Teresa de Calcuta. La medida se concretó “por el cierre de las segundas divisiones de los primeros años de ambos turnos”, dijo Villalba.
“En este momento, en total en la escuela hay 62 alumnos, 31 en cada turno y si se cierran esas divisiones, quedaría un techo más o menos de 22 alumnos para recibir las barriadas de la zona cercana a la escuela, que son el Butaló I y II, Villa Parque, zona Quintas y barrio Los Hornos, que también asisten a esta institución”, manifestó la directora. Agregó que la información del posible cierre llegó de forma “extraoficial”.
“Todavía es así porque nos citaron a una reunión en la dirección de Secundaria y nos apalabraron, no hay nada por escrito pero ya estaba bastante cocinado: pensamos que era una consulta pero después, había papeles allí que hablaban de reubicación de docentes, pero las cosas no son así. Yo soy directora concursada y ganada, no soy una improvisada”.
Recalcó, visiblemente afectada que “me esforcé bastante, concursé en 2013 y 2015, en ambos concursos gané y elegí esta escuela porque es mi pertenencia, hace 16 años que trabajó aquí y conozco bastante las características de la población escolar y por eso voy a defender los derechos de los chicos hasta el último minuto”. Sobre la posible “reubicación” de los docentes afectados, Villalba aseveró que “esto es un ida y vuelta, tanto alumnos como docentes son las dos patas de la cosa”.
Posteriormente, la directora declaró que “de forma extraoficial, tengo entendido que hay un pedido de informes de parte de los diputados al ministerio, así que si me llaman no tengo inconveniente en concurrir con los registros, los docentes y los alumnos reales”, finalizó.

Utelpa.
Por su parte, Peralta expresó que “a raíz de la comunicación que tuvimos con las directoras, se hizo un pedido urgente porque las razones que ella esgrimió son las reales, hay una matrícula y una cantidad de docentes que ven peligrar su fuente de trabajo y después produce un efecto dominó: estos docentes van a ir a tomar otras horas, van a dejar sin trabajo a otros interinos y a otros suplentes. Eso es muy grave porque en una época de ajuste, difícil económicamente como estamos viviendo, que un docente no se pueda ubicar en sus horas a conseguir trabajo, hablamos de más desocupación”.
También dijo que “por otra parte, creemos que se debe cumplir con la ley nacional: el secundario es obligatorio, los chicos tienen que venir a la escuela porque así lo dice la legislación y esto no hace más que ir en contra de lo que plantea la ley”, concluyó.

Compartir