Apoyo para Cristina y críticas a Marín

REUNION DEL FRENTE PERONISTA BARRIAL

El Frente Peronista Barrial le pidió al presidente del PJ, Rubén Marín, que haga catarsis en su casa y no en la sede partidaria. La agrupación, identificada con el kirchnerismo, realizó ayer, desde las 15.30, en el Recreo Mercantil, el plenario donde se analizó el resultado electoral del domingo 13 de agosto. De la reunión surgió un documento donde no ahorraron críticas al ex gobernador. Luego de cosechar alrededor de ocho mil votos en la PASO, el sector se encamina a fijar su postura de cara a octubre en el Congreso que el PJ realizará el 16 de septiembre en esta ciudad.
El FPB consideró que su participación en la interna fue una experiencia motivadora y ejemplar. Además, reafirmó su pertenencia “al proyecto nacional, popular y democrático” que nació el 25 de mayo de 2003, “cuando Néstor Kirchner no abandonó las convicciones en la puerta de la Casa Rosada y perfila su gobierno orientado a contener y resignificar a las masas populares. Un mandato que se consolida con los dos ejercicios de Cristina Fernández, poniendo su impronta en las políticas de Estado inclusivas, de conquista de derechos y de fortalecimiento de la industria y el mercado interno”.

Ganó Cristina.
Aclararon que el espacio se nutre de varias tradiciones políticas, con referentes consubstanciados con las luchas populares que se han desarrollado en la historia latinoamericana para liberar a nuestros países del yugo colonialista. “Por eso -aseguraron- el Frente reivindica su filiación al proyecto kirchnerista, que es el espacio que ha concretado políticas que contiene la doctrina peronista”.
“Ha quedado claro que en un territorio gobernado por Cambiemos, con una de sus referentes de mayor imagen positiva, como María Eugenia Vidal, la compañera Cristina Fernández de Kirchner ganó las elecciones, más allá de la presunción de fraude y que no se disponga de los resultados. En ese caso, ha quedado consolidado el liderazgo de Cristina ante el fracaso de la liga de los gobernadores que perdieron en manos del oficialismo nacional en sus propios territorios”, explicaron.

Lectura sesgada.
En ese sentido, consideraron “desatinadas” las opiniones vertidas por el presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista de La Pampa, Rubén Marín, quien cuestionó a los referentes peronistas bonaerenses que conformaron Unidad Ciudadana y sejaron de lado al PJ. “Por nuestra condición de afiliados, y convalidado nuestro espacio por el voto popular, le exigimos que destile su odio y haga catarsis en su casa. En su condición de presidente representa a todos los sectores del peronismo, por lo tanto su lectura sesgada y sectaria, a la cual consideramos impropia de un conductor, en vez de fortalecer y consolidar la unidad, fragmenta más al peronismo”, dijeron desde el Frente Peronista Barrial.

Modelo integrador.
La línea interna que llevó como primer precandidato a diputado nacional a Leonardo Fabio “Tapera” Avendaño consideró: “El enemigo principal del pueblo argentino es Mauricio Macri. Sus políticas destinadas a favorecer a las corporaciones económicas perjudica a los trabajadores, a los medianos y pequeños productores, a las pymes de todo el país, a los sectores más vulnerables, como los niños y los jubilados. El 22 de octubre los argentinos y las argentinas eligen por la continuidad de las políticas del ajuste del país para ricos del gobierno oligárquico de Macri, o el inclusivo manifiesto en el proyecto nacional, popular y democrático”.