Aprobación por cannabis medicinal

La regulación del uso del aceite de marihuana con fines medicinales tuvo un importante avance esta semana porque la Cámara de Diputados de la Nación le solicitó al Gobierno que autorice a las universidades del país a producir o adquirir cannabis para la investigación de su utilización terapéutica.
El martes, en una votación unánime, la Comisión de Salud aprobó una resolución en la que pide que el Poder Ejecutivo “disponga las medidas necesarias para otorgar los permisos correspondientes a las universidades nacionales para la producción y/o adquisición con fines de investigación del cannabis para uso medicinal”.
En esa sesión también se aprobó el proyecto del diputado Héctor Gutiérrez (UCR) respecto a pedirle al Ejecutivo Nacional que “realice los estudios pertinentes a fin de determinar la viabilidad de la utilización de medicamentos ricos en cannabidiol, derivados de la marihuana, para el tratamiento de epilepsia refractaria”.
El tercer proyecto aprobado fue de la diputada Karina Molina (PRO), quien pidió que el Gobierno “promueva la investigación clínica sobre el uso medicinal del cannabis, para patologías como epilepsia refractaria, terapia del dolor y esclerosis múltiple”.
La aprobación de las iniciativas generó gran algarabía en las familias que desde hace tiempo buscan la regulación del uso del aceite de marihuana ya que, como se comprobó en muchos casos, tiene un efecto inmediato en su salud. Varias familias pampeanas lo utilizan pero lo que se pretende es que se regule su uso para no seguir en un camino ilegal, según lo marcan las leyes que rigen en la actualidad.