“Area Medanito debió ser explotada por la provincia”

BERHONGARAY MOLESTO POR RENEGOCIACION PETROLERA

“Sin dudas el Estado provincial puede explotar el área petrolera de Medanito y quedarse con el grueso de la renta” que dará en el futuro, dijo sin vacilar el diputado Martín Berhongaray (Frepam). El legislador, junto a sus pares de bancada Hugo Pérez y Luis Solana trataron de hacer pesar ese criterio, pero fueron desoídos, incluso por algunos otros integrantes de su propio bloque.
Para el diputado se perdió “una oportunidad histórica” porque la renegociación de los contratos petroleros terminó siendo -a su criterio- un fenomenal negocio para las empresas pero no para la provincia.
Visiblemente irritado se lo observó cuando en la Legislatura se dio el visto bueno para que Petroquímica Comodoro Rivadavia siga con la explotación del área “estrella” en la provincia de La Pampa.
-Hubo algunos diputados del Frepam que rechazaban rotundamente la renegociación de los contratos petroleros.
-Sí, porque las condiciones de los contratos traducían un fenomenal negocio para las empresas petroleras y un mal negocio para la provincia. Además, el trámite ‘expres’ que se le dio a un tema tan importante fue vergonzoso porque en menos de una semana se definió un negocio de más de 1.000 millones de dólares a favor de una empresa privada, cuando se podrían haber conseguido condiciones mucho más ventajosas para La Pampa.
-¿No considera tentador el 35 % de regalías que ofreció Petroquímica Comodoro Rivadavia?
-En una renegociación de tanta complejidad mirar sólo el porcentaje de las regalías es simplificar demasiado el análisis. Hay otras condiciones importantes del contrato, por ejemplo el nivel de las inversiones en materia exploratoria, productiva o ambiental, que se pactaron en exclusivo beneficio de PCR. Además, no son buenos los controles que realiza la provincia para fiscalizar sobre qué se aplica esa percepción.
-¿Y qué otra cosa se podría haber hecho?
-Más allá de las regalías el tema de fondo, que nunca se analizó, fue que estaba latente la posibilidad legal de que una vez que venciera el contrato en 2016 el área revierta a la provincia sin cargo alguno con todos los equipos e instalaciones normales para continuar operando los pozos, con todas las construcciones y obras fijas o móviles.
La explotación del área debió quedar en manos de la provincia. Pero el justicialismo descartó de plano esa posibilidad e instaló la falsa disyuntiva donde parecía que sólo se podía optar entre el 35 % de regalías prorrogando el actual contrato, o el 12 % que prevé la ley nacional 27007.
-¿La provincia está en condiciones de explotar un área como “El Medanito”?
-Sin dudas, y así lo confirmaron varios especialistas que consultamos. Hay que pensar que PCR terceriza o subcontrata muchas de las tareas que realiza, que lo podría seguir haciendo el Estado pampeano sólo que quedándose con el grueso de la renta petrolera, y no con un porcentaje de las regalías.
Lo lógico sería que los privados sean los que corran los mayores riesgos, los que tengan que explorar para encontrar petróleo, y que el Estado provincial se haga cargo de explotar las zonas hiperproductivas como El Medanito, que tienen una inmensa cantidad de reservas comprobadas.
-El diputado Casado dijo que él votó por el mal menor.
-Creo que se limitó a evaluar las dos malas opciones que planteó de entrada el justicialismo y nunca consideró la posibilidad de que el Estado provincial se meta de lleno en la actividad. Cuando se analice esta situación dentro de unos años, va a parecerse mucho a la entrega del patrimonio provincial que se hizo en 1992, cuando nuestro gobierno firmó el Tratado con Mendoza que le reconoció la propiedad de los Nihuiles a cambio de un acueducto para Santa Isabel y Algarrobo del Aguila. Ahí retrocedimos mucho en la posibilidad de recuperar el Atuel.
-¿Por qué piensa que el justicialismo apoyó un mal acuerdo para la provincia?
-No se puede olvidar que hace algunos meses el gobernador Jorge dijo que Carlos Verna maneja el negocio petrolero en la provincia. Pero al final de cuentas, en los dos contratos, el de Petroquímica y el de Petrobras, los sectores que responden a Jorge y a Verna terminaron votando juntos. Como dijo en el recinto el diputado Hugo Pérez, en el negocio petrolero todo el justicialismo terminó asociado.
Y en el final dejó una frase: “Muchas veces se dijo que el petróleo es un líquido viscoso en el cual patinan los gobiernos honestos y se enriquecen los deshonestos”.