Artesanos no quieren dejar la plaza

RESISTEN TRASLADO DE LA FERIA DEL REGALO

Un grupo de artesanos se juntó ayer por la mañana en las escalinatas de la Universidad Nacional de La Pampa para anunciar que no se irán de la plaza, como pretenden las autoridades de la Municipalidad de Santa Rosa. Así lo afirmó en forma tajante Daniel Cejas, uno de los artistas que dialogaron con la prensa para dejar en claro que resistirán el traslado de la Feria del Regalo a las vías del ferrocarril, tal como anunció ayer la directora de Desarrollo Local, Elida Deanna.
Incluso otra de las voceras, Griselda, recordó que la misma funcionaria ya intentó aplicar la misma medida durante la intendencia del radical Francisco Torroba (2008-2011), algo que no funcionó justamente por la férrea oposición de los artesanos. “Es como un deja vú, ya lo vivimos. Hubo gente que se fue al otro lugar, y después vino a pedirnos que le hiciéramos lugar en la plaza, porque allá no iba nadie”, recordó la artesana.
El grupo que se reunió ayer aseguró que el espacio tradicional de la Feria del Regalo en la plaza San Martín fue conquistado por los artesanos hace 30 años. “Es nuestro lugar de trabajo. Santa Rosa es todavía una ciudad muy pequeña y la gente para esa fecha se mueve en este círculo. A dos cuadras de la plaza, ya no circula la cantidad de público que necesitamos para vender nuestro trabajo. Desde este lugar defendemos nuestro oficio de tantos años”, dijo.
Aclararon que no se oponen a que los manualistas y emprendedores realicen una feria entre el 19 y 24 de diciembre en las vías del ferrocarril. “Nos parece bien que ellos hayan encontrado su espacio y que les vaya bien. Nosotros todavía no tenemos un espacio propio y nos vamos a quedar en la plaza”, aseguraron.
Recordaron además que las artesanías tienen un precio más elevado que los productos armados, justamente por el trabajo adicional que realizan los artesanos, quienes elaboran su producto desde la materia prima hasta finalizarlo y ponerlo a la venta. “No podemos compartir el mismo lugar, porque nuestros precios no pueden competir con los de ellos”, sostuvieron.