Aseguran que la estructura de hormigón no esta deteriorada

CONSTRUCCION DEL MEGAESTADIO

Juan Carlos Guzmán, subsecretario de Obras Públicas, afirmó que “antes de fin de año vamos a tener el proyecto y el cálculo para el techo del megaestadio”. Y aclaró que su construcción (parada desde hace años) no corre peligro por la elevación de las napas y que se sustenta por pilotes que llegan hasta la tosca.
Guzmán, en diálogo con Radio Noticias, negó que corra peligro el megaestadio por la elevación de las napas. “En el lugar donde se levanta hoy no hay agua porque la cota es muy alta, además la construcción está fijada sobre pilotes que llegan hasta la tosca”, resaltó.
“No vamos a tener problemas y el agua no va a socavar la estructura. Técnicamente fui parte (de la obra) durante la otra gestión gubernativa y conozco los planos de la obra. Sí es verdad que el sector de la laguna Don Tomás, la calle Stieben, es un sector complicado pero que no afectará al megaestadio, donde además se contempla una urbanización que se paralizó”.
El subsecretario recordó que”cuando se licitó había una comisión de seguimiento de las obras en los alrededores del megaestadio. Se contemplaba ensanchar la calle Stieben y hacer un paso a nivel. Lamentablemente, eso no se hizo porque pasó lo que pasó: la empresa (Inarco) falló en el cálculo del techo y la obra quedó parada”.
“Durante los dos gobiernos anteriores (de Oscar Mario Jorge) no se hizo nada y ahora nosotros retomamos todo”.
Guzmán dijo que Obras Públicas de la Provincia ha priorizado las tareas para atenuar los problemas de inundaciones, agua potable y cloacas en la ciudad, para lo cual ha destinado 180 millones de pesos .
El subsecretario indicó que las instalaciones del megaestadio permitirán albergar ocho mil personas y un estacionamiento para 1.400 autos. Se comenzó a trabajar en conjunto con la comuna, que pidió abrir un paso a nivel y también está regularizando tierras lindantes que siguen siendo de la sucesión de Tomás Mason

Inundaciones y rutas.
El subsecretario Guzmán resaltó que el gobierno de La Pampa y el de Santa Rosa “estamos en un situación ajustada”, primero con los incendios de campos y luego con las inundaciones. “Toda la provincia tiene problemas con el agua, no solo la capital, y en la urgencia estamos salvando los pueblos y las vías de comunicación”.
Sobre este punto, indicó que “los cortes de rutas nacionales (188 y 35) hizo que el tránsito se derivara a las rutas provinciales que no están preparadas. Hace dos meses que estamos desviando los camiones y colectivos a nuestras rutas y es por eso que se están deteriorando”.