Atrapan al ladrón que robó una carnicería

Atrapar a Alejandro Javier Guzmán era una cuestión de tiempo. El individuo de 33, años que durante la madrugada del sábado robó en una carnicería de la avenida Luro -Carnes Rojas, entre Alem y O’Higgins- había quedado registrado en las cámaras de seguridad del local y la policía confiaba en que no iba a poder esconderse por mucho tiempo. Finalmente, ayer a la 1 de la madrugada, Guzmán fue detenido en la zona norte de la ciudad, en una vivienda que había adoptado como guarida.
Desde el sábado a la mañana, cuando se descubrió el robo, efectivos de la Brigada de Investigaciones iniciaron averiguaciones para determinar la identidad del hombre que aparecía en la filmación llevándose varios cortes de carne y seis cuchillos en una bolsa de tela. Al día siguiente, los policías ya sabían quién era y dónde vivía, pero cuando fueron a buscarlo Guzmán ya no estaba. "Guzmán tiene domicilio sobre el Pasaje Sotelo, en Matadero. Pero se había ausentado hace unos días luego de que fuera identificado. Nosotros sabíamos que era cuestión de tiempo, que en algún momento iba a descuidarse. Lo atrapamos ayer a la 1 de la madrugada, luego de que un vecino nos diera información sobre su paradero", dijo una fuente policial. La vivienda donde estaba oculto el hombre está ubicada sobre la calle Aconcagua, casi Raúl B. Díaz.
Ahora el detenido permanece alojado en una celda de la Seccional Primera a disposición de la Justicia. El fiscal de la causa que se le sigue por robo es Fernando Fassina, quien además le iniciará otro proceso por los daños que ocasionó en Artesanías Argentinas, un local aledaño a la carnicería.

Asaltante.
Por otra parte, fue detenida ayer una joven de 26 años que presuntamente hizo varios asaltos a mano armada a menores de edad junto a su pareja. La policía informó que la muchacha "fue descrita por varios adolescentes damnificados" y que habría participado en "al menos cuatro hechos".
"La chica y su novio se dedicaban a robarle a chicos a punta de cuchillo. Generalmente les llevaban los celulares y otros efectos personales y se daban a la fuga en una moto 110. Hay algunos atracos que fueron registrados por cámaras de seguridad", agregaron las fuentes.
En horas de la mañana, personal de la Brigada de Investigaciones allanó la vivienda de la joven y secuestró dos teléfonos celulares y una moto que sería mal habida.
La causa está en manos del fiscal Fernando Fassina y la joven quedó detenida en la Seccional Sexta.