Atropellaron a una mujer en el barrio Atuel y está grave

OTRO HECHO QUE FUE OCULTADO POR LA POLICIA

Los médicos del Hospital Lucio Molas confirmaron una fractura de cráneo. En el hospital Centeno intervinieron a Magariños y le colocaron un sensor para medir la presión intracraneal.
Una mujer de 58 años se encuentra internada en grave estado en el Hospital Centeno de General Pico luego de haber sido atropellada por una moto en Santa Rosa, en inmediaciones del barrio Río Atuel.
Se trata de María Elena Magariños, esposa del periodista Quique Mario, que el miércoles pasado, pasadas las 18.30 fue impactada de atrás cuando caminaba por la calle Corona Martínez, casi en la intersección con Schmidt.
Magariños -según relató su esposo a LA ARENA- “se había bajado del colectivo y venía caminando confiada” cuando “una moto de 125 o 150 cc la impactó de atrás”. Como resultado del choque, la mujer sufrió la fractura de su pierna derecha y fuerte golpe en la nuca. Minutos después, los médicos del Hospital Lucio Molas confirmaban una fractura de cráneo.
“Ella quedó inconsciente y tiene lesiones gravísimas. No había camas disponibles en la Terapia Intensiva por lo que la tuvieron que trasladar a General Pico”, agregó Mario.

Intervenida.
En el hospital Centeno, los médicos intervinieron a Magariños y le colocaron un sensor para medir la presión intracraneal. Al día siguiente, el dispositivo alertó que estaba produciéndose un derrame interno y no quedó otra posibilidad que operarla. Siete horas duró la cirugía y desde entonces la mujer permanece en coma, asistida con respirador. “Esta historia se empieza a complicar. Hoy al mediodía le dio fiebre y estamos rogando para que no surja ninguna infección. Los médicos no nos alientan nada”, expresó Mario.

No informaron.
Por último, Mario señaló que pese a la gravedad del siniestro la policía no haya informado a los medios de comunicación. “En un primer momento el tipo que atropelló a mi mujer se quiso ir del lugar. La gente del barrio lo frenó y tengo entendido que pasó un día detenido. Esto no es un hecho más y creo que no debe pasar desapercibido”, concluyó.