Ayala, al rescate

INCENDIO EN UNA COCINA

La propietaria de una peluquería de la ciudad, Glenda Miranda, narró a través de su perfil de Facebook que el propio jefe de la Policía de La Pampa, Roberto Ayala, intervino el fin de semana de Año Nuevo en su casa para extinguir un principio de incendio.
El episodio tuvo lugar sobre la calle Uruguay, casi Perón. Allí está la casa de Glenda y su comercio. En su posteo contó que el episodio tuvo lugar cuando preparaba la cena y sufrió un incidente doméstico: la cocina se prendió fuego. Cuando notó el principio de incendio, solo tuvo tiempo para agarrar en brazos a su bebé y tomar el teléfono móvil para llamar a su marido, quien de inmediato llamó a los bomberos.
Antes que estos últimos, llegaron dos efectivos policiales y tras ellos el jefe de la fuerza, Ayala, quienes ingresaron a la vivienda y evitaron que el fuego se propague, tarea a la que se sumó una dotación de bomberos. “Por suerte pudieron apagar todo antes de que fuera grave”, escribió Glenda.
“Alguna vez me quejé, despotriqué y discutí por el accionar de la Policía, y los políticos, hoy me toca agradecer”, añadió más abajo.