Ayuda para jubilado sin calefacción

Héctor Barros, el vecino de 73 años, que reclamó la ayuda del Estado para dejar de pasar frío en su casa, recibió ayer la visita de dos operadoras del Ministerio de Desarrollo Social. Así lo informó ayer su nuera, Belén Aguirre, en diálogo con LA ARENA. La joven aseguró, además, que un gasista matriculado visitó la casa y se ofreció a realizar gratis el reacondicionamiento de las instalaciones para que Camuzzi Gas Pampeana le otorgue la habilitación y vuelva a tener el servicio que le cortaron hace cuatro años.
Este diario expuso la situación de Barros en su edición de la víspera. Allí se informó que el hombre ya sufrió dos neumonías a causa de los inviernos que pasó sin calefacción. A falta de gas de red, Héctor ha tenido que recurrir a las garrafas pero el costo de las mismas es inalcanzable con sus magros ingresos.
El hombre cobra la jubilación mínima, alrededor de 4 mil pesos, y no llega a fin de mes. “Están comiendo gracias a una despensa del barrio que les da fiado”, explicó Belén, respecto a la situación de Héctor, quien vive junto a uno de sus hijos, Omar, quien padece de una enfermedad crónica.
La casa de Héctor, ubicada en el pasaje Cardone, casi esquina con Forchieri, en el barrio Aeropuerto, no solo carece de gas natural, sino que tiene en estado muy precario el baño y las aberturas. Muchas de las ventanas ya no tienen vidrios y están cubiertas por cartones. “El médico me dijo que no puedo agarrar frío. Ya tuve dos neumonías”, explicó Barros el miércoles, cuando un equipo de este diario acudió al llamado de su nuera.
Desde Desarrollo Social, según explicó Belén, se comprometieron a realizarle mejoras en la vivienda, entre otras ayudas con los fondos que el ministerio cuenta para ayudar a quienes más lo necesitan.