Balearon a una mujer

INTENTO DE FEMICIDIO EN PLENO CENTRO


Una mujer fue atacada anoche en pleno centro de Santa Rosa por su ex pareja, que le disparó y huyó del lugar dejándola tirada y en grave estado. Una hora más tarde, el hombre se entregó a las autoridades policiales.
La víctima, identificada como María Baiotti, de 37 años, fue rescatada en la calle y trasladada de urgencia al Hospital Lucio Molas, a donde ingresó conciente y estabilizada pero en grave estado, y fue de inmediato intervenida quirúrgicamente. Presentaba un impacto de bala en la espalda, con orificio de entrada y de salida, según indicaron anoche fuentes policiales.
Al cierre de esta edición, la mujer todavía estaba en quirófano.
El agresor, de unos 40 años y apellido Weber, tenía una orden de restricción. El caso se encuadraría bajo la tipología de intento de femicidio.

El ataque.
De acuerdo a fuentes policiales en el lugar, minutos antes de las 21 de ayer la mujer recibió el disparo en la vereda de Moreno al 200, entre Irigoyen y Lagos. El agresor es su ex pareja, de quien se había separado hace menos de un mes.
Anoche todavía no estaba claro si la víctima fue rescatada por otros transeúntes o por la misma policía alertada por los disparos, pero a los pocos minutos arribó al lugar una ambulancia que la trasladó al hospital Lucio Molas.
El agresor, por su parte, escapó del lugar a bordo de un automóvil Chevrolet Corsa de color azul, hacia el sur de la ciudad. Advertida de esto la Policía, se dispuso un operativo cerrojo que incluyó una circular a otras localidades para detener la marcha en caso de que intentara una fuga hacia el interior de la provincia.
Sin embargo, pasados algo más de 50 minutos, el hombre se entregó en la Seccional Primera, donde quedó alojado a disposición de la fiscal Cecilia Martini. Al cierre de esta edición, la Policía precintaba el vehículo a la espera de la orden de requisa del juez. Se especulaba con que el arma podría estar dentro del Corsa.

Violencia.
Según refirieron allegados a la víctima, la mujer ya había sufrido incontables situaciones de violencia y hace menos de un mes había decidido terminar la relación. Tiene dos hijos en común con su agresor.
Un efectivo de la Unidad de Género de la Policía confirmó que desde el momento de la separación pesaba sobre el hombre una orden de restricción de acercamiento.
Anoche, la fiscal Cecilia Martíni se hizo presente en el lugar de los hechos pero evitó dar más detalles.