“Baraldini, mejor alumno de Camps”

RAQUEL BARABASCHI HABLO SOBRE EL INICIO DEL JUICIO DE LA SUBZONA 14 II

“Los represores se nos ríen en la cara, se los ve rozagantes, y no con problemas de salud”, afirmó Raquel Barabaschi, una de las víctimas de la última dictadura en La Pampa.
Raquel Barabaschi, que fue detenida en diciembre de 1975 cuando estudiaba en la Universidad Tecnológica Nacional de General Pico y, luego, pocos días de producirse el golpe de Estado de 1976-, destacó el inicio del segunda juicio de la Subzona 14, donde se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en La Pampa y señaló que los represores no asumirán la responsabilidad porque “tienen un pacto de silencio”.
“Es una satisfacción que se realice el juicio de la Subzona 14, a siete años del primero, cuando lamentablemente en todo el país, los debates fueron demorados. Tengo una sensación ambivalente, hay muchos compañeros que ya no están y se fueron sin que haya justicia para ellos, y por eso los que quedamos tenemos que redoblar los esfuerzos”, manifestó Barabaschi.
“También en este tramo, la idea de justicia es bastante acotada, pero es importante en la Memoria y la Verdad para que quede claro a la sociedad y la historia cuáles fueron los hechos, qué sucedió y quienes fueron los responsables”, agregó a LA ARENA, después de la semana en la que comenzó el juicio donde se investigan 240 casos de delitos de lesa humanidad.
– ¿Qué piensa sobre la libertad o arresto domiciliario con los que se benefició a la mayoría de los represores en La Pampa?
– Se habla de una cuestión de salud, pero la verdad es que se los ve rozagantes y se nos ríen en la cara. Sin embargo, la justicia lo dijo así y somos respetuosos. Son represores, genocidas, no son ancianitos. Por eso pedimos cárcel común y castigo a los culpables, debería ser así, pero ahora están cómodos en sus casas. Solo queremos un juicio justo y condenas ejemplares. En estos juicios queda en claro que La Pampa no fue una isla, somos más de 40 las víctimas y no buscamos venganza.
– ¿Qué tiene para decir sobre quienes afirman que los juicios están politizados?
– No es un juicio político. Es un juicio de lesa humanidad porque atentaron contra las personas, sabían lo que hacían. El Estado atentó contra la sociedad civil, contra grupos de profesores, estudiantes, médicos, sindicalistas, partidos políticos. Quisieron imponer a sangre y fuego un plan económico que fue diseñado para todo el país y se esmeraban por hacer bien los deberes.

Baraldini.
Uno de los acusados en el segundo juicio de la Subzona 14, donde se juzgan casos que no se tomaron en 2010, es Luis Enrique Baraldini, ex jefe de la Policía pampeana y de la Sección Inteligencia del Ejército en la provincia, quien tuvo un rol fundamental en la aplicación del plan represivo en La Pampa.
“Baraldini fue el mejor alumno de (Ramón) Camps que fue el peor de todos en la dictadura”, dijo Barabaschi sobre el ex militar, agregando que “era el que más miedo metía con su sola presencia, su mirada, nos decía que éramos seres despreciables e irrecuperables de la sociedad”.
Además, la querellante en el juicio de la Subzona 14 II que comenzó el martes pasado en Santa Rosa indicó que el único motivo por el que las personas fueron secuestradas en La Pampa “era nada más por pensar distinto y ser solidarios, desde el Centro de Estudiantes trabajábamos para tener una Universidad Tecnológica que gracias al accionar de ello perdimos para siempre”.
También planteó la complicidad de la política y se refirió a la figura de Carlos Aragonés, quien estuvo vinculado a la derecha peronista y actualmente acompaña al PRO en la campaña política. “Fue quien propició la llegada de los matones de Antonio Ponce desde la ciudad Bahía Blanca, con una intervención ilegal” al decanato, agregó la entrevistada.

“Nos arruinaron la vida”.
-¿Usted cree que los imputados van a reconocer su responsabilidad?
– Los represores no lo van a hacer, porque tienen un pacto de silencio. En diciembre del 75 cuando me secuestran,
entrando en forma violenta y a la madrugada (en su casa), estaba Baraldini presente llevando a cabo el operativo. No lo van a reconocer nunca ni van a pedir perdón. A la mayoría de los que fuimos victimas, nos arruinaron la vida. Una sentencia justa sería aliviadora.
– ¿Qué opina sobre que el abogado Omar Cayre, que defiende a Baraldini, sea dirigente del PRO y diga que se trata de un juicio político?
– Lo quiere presentar a Baraldini como si hubiese sido un paternalista y nos hubiese cuidado. Es una cosa de locos, pero se condice con la historia, porque el Mofepa y los radicales fueron funcionales a la dictadura; cuando se dieron los hechos el Mofepa sacó comunicados preocupantes, pedían por nuestra libertad pero aclarando que a los jóvenes nos tenían que reorientar, dando consejos a nuestras familiares. Había grupo que se ofrecían para conformar los equipos del gobierno de la dictadura y no es casual que muchos radicales ocuparon las intendencias.