Baraybar fue repudiado en el Concejo Deliberante

Un grupo de mujeres, miembros de ONG’s que luchan contra la trata, asistieron a la sesión de anoche y reclamaron la renuncia del viceintendente. Desde el Frepam exigieron una retractación y una aclaración pública a Larrañaga.
El viceintendente de Santa Rosa, Angel Baraybar, utilizó ayer su banca del Concejo Deliberante para expresar una suerte de disculpa pública por sus dichos del martes en la Comisión de Derechos Humanos y por la reiteración de los mismos formulada el miércoles en declaraciones a Radio Nacional Santa Rosa. "Si a alguien ofendí, disculpas", dijo en medio de los abucheos de un grupo de mujeres, integrantes de organizaciones feministas.
En su alegato, el concejal justicialista afirmó que sus palabras habían sido "malinterpretadas o mal dichas". A modo de elogio de las mujeres, dijo que Dios, tomando una costilla de Adán, había creado lo más hermoso del mundo. "Que se vaya, que se vaya", le cantaron desde el público.
Antes, la concejala frepamista Cecilia Roigé había exigido al viceintendente que se disculpara públicamente por haber dicho que algunas mujeres se prostituían porque "les gusta" y que era "difícil curarlas". La edila reclamó además que el intendente Luis Larrañaga saliera públicamente a aclarar si compartía o no los dichos del segundo en la línea de sucesión del gobierno municipal.
Ayer, las expresiones de repudio a Baraybar llegaron desde los ámbitos más variados, expresadas a través de partes de prensa y declaraciones públicas. "Son inaceptables y gravísimas", dijo Mirta Fiorucci, de Mujeres por la Solidaridad, quien reiteró su pedido de renuncia para el concejal.
Liliana Robledo, presidenta del Concejo Deliberante de Santa Rosa, en diálogo con Radio Noticias 99.5, se sumó a las reacciones: "Me duele mucho que tenga ese pensamiento. Es muy penoso". El titular de la delegación pampeana del Inadi, Santiago Ferrigno, también dijo lo suyo. "Parece mentira que una persona con su responsabilidad pública tenga esa mentalidad y una consideración peyorativa de la mujer, que atrasa varias décadas", dijo a la agencia Télam.
Desde la Cámara de Diputados, la propia vicegobernadora Norma Durango consideró que no se trataba de "exabruptos aislados, sino una retrograda forma de pensar de muchos sectores de la sociedad". "Ninguna mujer nace para ser vulnerada, ni prostituida, ni golpeada", concluyó.
La diputada Lidia Duperou repudió las expresiones del concejal y consideró que eran una muestra del enorme prejuicio existente en una parte de la sociedad.
El Consejo Profesional de Asistentes Sociales de La Pampa sumó su "profundo rechazo e indignación" por las expresiones del viceintendente, del mismo modo que la Secretaría de Género de la CTA La Pampa y la Utelpa, el gremio de los docentes.