Barrera: Carniceros de Río Colorado, en crisis

DIFERENCIA DE PRECIOS CON LA ADELA

Los carniceros de Río Colorado están en alerta: la diferencia de precios que tienen con los locales que están enfrenten, pero del lado pampeano, en La Adela, los impulsó a quejarse ante el gobierno rionegrino para que haga cumplir los controles sanitarios para impedir el paso de carne con hueso desde La Pampa o bien que directamente levanten la medida para poder competir “en igualdad de condiciones”.
Un informe en la edición de ayer del diario Río Negro expuso la queja de los comerciantes, que ” ven peligrar sus fuentes de trabajo debido a una diferencia de precios que consideran como ‘competencia desleal'”. El matutino resalta que los comerciantes se unieron para buscar repuestas a los reclamos para que Senasa realice los controles correspondientes. “El objetivo es disminuir al mínimo el paso de carne con hueso de una provincia a la otra, práctica que en teoría está prohibida”, indicó el texto.
La carne deshuesada se puede pasar sin inconvenientes de una ciudad a la otra ya que este producto no tiene prohibición alguna para su comercialización como sí ocurre con los cortes con hueso, destacó el diario.
Según los carniceros, desde hace un año, cuando dejó de funcionar la barrera en el puente interno que une a ambos pueblos, la merma en las ventas fue de un 60%. También se mostraron molestos por la falta de repuestas del Senasa, el organismo responsable de garantizar y certificar la sanidad.
“Sabemos que la difícil situación económica del país hace que la gente busque precios, es totalmente lógico y lo comprendemos, pero la situación de la barrera sanitaria nos expone a una competencia desleal que nos perjudica muy gravemente”, comentaron los carniceros, y agregaron que varios de ellos están analizando cerrar las puertas.

Precios.
Según el artículo, un corte tradicional como el asado con hueso en La Adela se puede conseguir por 85 u 88 pesos el kilo, mientras que en Río Colorado el promedio es de 135 a 140 pesos. En general, la diferencia de precio en la carne que se vende en una u otra provincia ronda del 40 al 55% prácticamente en todos los cortes. El año pasado para esta fecha el promedio de ventas en cualquiera de las carnicerías de Río Colorado era de seis medias reses por semana. Hoy, en el mejor de los casos es de tres medias reses por semana, apenas unos 300 kilos de carne de lunes a sábado.
“A pesar de las declaraciones recientes de funcionarios del Senasa y representantes de provincias ubicadas al sur del río Colorado reunidos en General Roca hace pocos días atrás, lo cierto es que profundizar los controles llevará un tiempo prolongado, a lo que habrá que sumar un mayor desembolso de fondos para contratar más personal dedicado a la tarea”, apuntó el artículo.
El gobierno pampeano, por su parte, realiza un fuerte reclamo para que se levante la barrera y se permita el ingreso de carne pampeana hacia la Patagonia. Incluso se analiza la posibilidad de iniciar acciones judiciales.

Compartir