Barrios: destacan ordenanza

NUEVOS BARRIOS CON INFRAESTRUCTURA

Desde el oficialismo del Concejo Deliberante se destacó que con el voto de la mayoría se aprobó “un mojón” para planificar las viviendas sociales con la infraestructura necesaria, desterrando así que “sean simples dormideros”.
“Esta ordenanza no es en contra del Gobierno Nacional o Provincial, en todo caso votamos convencidos que es a favor de las y los vecinos de la ciudad, a favor de la ciudad toda”, destacó en un comunicado de prensa el concejal del Frepam, Marcos Cuelle.
El edil explica que lo aprobado este jueves, persigue que “la relación Nación, Provincia, y Municipio no puede estar sujeta al voluntarismo, a las buenas o malas relaciones de los ejecutivos. Necesitamos que se tomen las previsiones del caso para después no tener dolores de cabeza. Pretendemos con esta ordenanza, generar una verdadera política de Estado”.
El edil oficialista considera que el instrumento votado “da por tierra la mala política” y “es el remedio para el Estado bobo que gasta sin sentido favoreciendo las malas prácticas. Esta ordenanza engrandece a las y los intendentes y gobernadores por venir, que van a poder planificar juntos, sin distinción de banderías políticas, el otorgamiento de soluciones habitacionales y el crecimiento armónico de la ciudad”.
“Lamentablemente, hay quienes pensaron y piensan que este proyecto es una utopía, pero lejos de ser un obstáculo, las utopías son lo que debe movilizarnos a avanzar a un lugar o punto de beneficio común. Si no soñamos que ciudad queremos ¿Para que trabajar entonces sobre un Plan Estratégico Participativo?”, plantea el frepamista.
Recuerda que el proyecto en cuestión “estuvo en el Concejo desde 2012 y se trabajó arduamente para que pudiera ser aprobado, pero nuca tuvo el visto bueno de la mayoría del cuerpo. Hoy celebramos que nuestro bloque, con el aporte de Pueblo Nuevo – UNA y el Frente Pampeano para la Victoria, haya podido poner por delante la necesidad y bienestar del pueblo”.

Anarquía.
El concejal denuncia que la ciudad ha crecido “anárquicamente”, sin planificación. “En 2007 se terminó de construir el barrio Santa María de La Pampa en una zona inundable y sin cloacas (lo que se solucionó en 2011) pero persiste el tema de la inundabilidad en las primeras manzanas, por falta de un buen sistema pluvial.
Cita, además, la construcción de un barrio cerca del Hospital Lucio Molas “y mientras lo construían se colocó un horno pirolítico cancerígeno en las inmediaciones de los que sería el barrio San Cayetano”.
También se edificó otro barrio a escasos metros de los piletones de tratamiento de líquidos cloacales “y ahora el barrio Ananía tiene que soportar las emanaciones que se producen”, problema que comparte el Barrio San Cayetano.
Las falencias descritas por el frepamista incluyen la construcción de otros dos barrios en zonas inundables (el Provincia y Municipio de Duval y Stieben, en el barrio Almafuerte, y parte de un Plan 3000 al final de la calle Santa Cruz en Zona Oeste Quintas.
Diez años después de entregarse el Barrio San Cayetano se inauguró la Escuela 243 y el Secundario, cerrándose la vieja Escuela 243 de Villa Germinal.

Más detalles.
La descripción de Cuelle continúa: “En el Barrio Santa María de La Pampa, cuatro años después de inaugurarse “obtuvo sus Escuelas primaria N° 262 y Secundaria;en el Obreros de ola Construcción, entregado en 2008 con 512 viviendas, siete años después tuvo su Jardín de Infantes y la escuela primaria y secundaria más cercana se encuentra a 20 cuadras.
Otra muestra de la falta de planificación denunciada por el Frepam, es que se construyeron los barrios Esperanza, Kirchner y Pueblos Originarios (2011) y el Mandela (2014) con el compromiso de que la escuela primaria y el secundario iban a estar inaugurados el 25 de mayo de 2014 y recién ahora se llamó a licitación, con la posibilidad que se terminen en 2018.
A todo esto, Cuelle le suma que se están edificando 1700 viviendas sociales en la misma zona de la ciudad donde ya se encuentran radicadas las 600 del Mandela, otras 600 del Esperanza, las 250 del Néstor Kirchner y las 240 de Pueblos Originarios “y recién en 2018 van a llegar una escuela primaria y otra secundaria.
La queja también se extiende a los Salones de Usos Múltiples, Postas Sanitarias y playones deportivos habilitados varios años después de entregados los planes habitacionales, o la gasto de importantes sumas de dinero para transportar escolares “en vez de destinar esos fondos a la construcción de establecimientos educativos”.