Beatriz Dillon expondrá ante la Corte

La docente Beatriz Dillon, de las carreras de Profesorado y Licenciatura en Geografía, que se dictan en la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam, será una de las representantes de la casa de altos estudios, en la audiencia que se realizará mañana en la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el marco de la demanda que la provincia de La Pampa le inició a Mendoza por el corte del río Atuel.
“Me cabe una inmensa responsabilidad y compromiso científico y ciudadano al representar a la Universidad Nacional de La Pampa en su rol de “amicus curiae” (amigo de la corte o amigo del tribunal) para referirme a los efectos sociales y culturales sufridos por La Pampa a causa del cese del escurrimiento permanente y en régimen del río Atuel”, escribió ayer la magíster en su perfil de Facebook.
“En los pocos minutos asignados trataré de ser contundente al expresar los resultados de años de investigaciones que llevan adelante investigadores e investigadoras referidos a la temática. Como siempre, todos juntos, por nuestro derecho humano al agua”, concluyó.
La UNLPam es una de las tres organizaciones pampeanas que fueron aceptadas por la Corte como “amicus curiae”. Durante el gobierno de Oscar Mario Jorge, quien planteó la demanda en el año 2014, la institución conformó un equipo de catedráticos e investigadores de distintas facultades que estudiaron el daño social, ambiental y económico que el corte del río provocó a La Pampa.
La Universidad, con un conjunto de 35 profesionales, elaboró un cálculo del pasivo ambiental de la subcuenca del río Atuel y faja aluvial de los ríos Salado, Chadileuvú y Curacó. Hace cinco años, cuando la primera parte de la investigación fue expuesta ante la Legislatura pampeana, Dillon estimó que, de no haberse interrumpido el caudal del Atuel, la zona tendría alrededor de 20 mil habitantes, contra los 8 mil que tenía en 2012. Entonces, resaltó que no existían en el país antecedentes del tipo de investigación que se estaba realizando.