Bolsas del Pami con menos alimentos

Desde hace varios días una importante cantidad de vecinos reclaman que dentro de la bolsa del programa de Seguridad Alimentaria del PAMI están faltando alimentos, como por ejemplo yerba, café y té, entre otros. Valeria Ortiz, nutricionista del PAMI, dialogó con los periodistas de Radio Noticias y dio detalles sobre esta situación. “Básicamente, este programa busca complementar la alimentación de los adultos mayores para evitar la aparición de enfermedades que tengan que ver con la carencia de nutrición”, generalizó. Y enumeró que desde el PAMI se está trabajando con los integrantes de 46 centros de jubilados de toda la provincia.
Afirmó que al momento de decidir qué productos tendrá la bolsa, o “bolsón”, los especialistas que trabajan en la obra social sugieren que contenga los de mayor impacto nutricional. “El objetivo del programa es cumplir con lo nutricional, lo cultural y hasta con las costumbres locales porque el bolsón no se entrega con los mismos componentes en todo el país, es decir que cada región tiene sus propias particularidades”, reconoció.
“Este es el segundo año que tenemos esta preocupación relacionada en como el aumento de los precios impacta negativamente en el aporte nutricional que podemos dar a través de este beneficio. Tenemos actualizaciones presupuestarias periódicas que no son mensuales y hacen que el aumento del precio sea más pronunciado que la actualización del precio destinado al programa, y esto genera la disminución en la cantidad de elementos de la bolsa”, expresó Ortiz.
La nutricionista recordó que el año pasado el PAMI trabajó conjuntamente con los integrantes de las comisiones directivas de los centros de jubilados pampeanos para revisar los sistemas de compras, es decir revisar cada cuanto se estaban haciendo las comparativas de precios y optar productos buenos pero con costos convenientes. “Esto se hizo en noviembre, diciembre, enero y febrero y en marzo observamos como a raíz de revisar y conversar de con los proveedores para que ajustaran el lápiz, se pudiera recomponer el contenido nutricional pero siempre manejándonos con el mismo dinero”, afirmó. Rememoró que en abril fueron observando cómo la cantidad de contenidos de la bolsa comenzó a declinar y que, a raíz del aumento de los precios, disminuyó de un 25 a un 19%. “Esto es crítico porque los abuelos necesitan más los nutrientes y aún más si pertenecen a una población más vulnerable”, resumió Ortiz.