Bombeo para bajar la cota de la laguna

El municipio informó ayer que el Parque Don Tomás fue cerrado por algunos días para el tránsito vehicular para desarrollar tareas de bombeo de agua y como una forma de prevención para evitar el anegamiento de los barrios cercanos a la zona.
"Con motivo de las precipitaciones registradas y en forma preventiva con el objeto de evitar inconvenientes de anegamiento en los barrios cercanos al parque Don Tomás, se están desarrollando actualmente tareas de bombeo para derivar parte del caudal del cuenco principal de la laguna hacia su cuenco norte", informó el parte de prensa.
"Dichas tareas están demandando el cruce de las mangueras de escurrimiento sobre la cinta asfáltica, motivo por el cual el tránsito vehicular sobre el perímetro que rodea el cuenco principal se encontrará cortado por espacio de algunos días, hasta tanto se alcancen los niveles deseados, dependiendo además de que no se registren nuevas precipitaciones de gran magnitud", se agregó.
Los barrios cercanos a la laguna fueron de los más castigados durante las últimas lluvias, especialmente tras el fuerte temporal del jueves, cuando cayeron 45 milímetros en media hora. Ayer a la madrugada se registró otra fuerte precipitación, que, según datos del Servicio Meteorológico Nacional, alcanzó los 17 milímetros. Además, en el mediodía de la víspera se registró un nuevo chaparrón, aunque de menor intensidad.

Registro Civil.
La Dirección Provincial de Registro Civil y de las Personas, que funciona en la avenida San Martín Este, al 200, también fue afectada por el temporal del jueves. Si titular, Irene Giusti, informó que ingresó mucha agua al área de Archivo, donde los desagües colapsaron generando un anegamiento en esa zona del edificio. Al día de ayer, las paredes no habían logrado secarse y era imposible reestablecer el servicio eléctrico en la zona del Archivo. "Esto nos impide realizar búsquedas, realizar fotocopias y expedir las partidas de nacimiento que fueron solicitadas a partir del viernes", explicó.
A su vez, comunicó que no se están elaborando los documentos nacionales de identidad hasta tanto el personal del Cesida visite el lugar y realice un secado interno. El resto de los servicios, según informó Giusti, está trabajando con normalidad. "Esperamos que el tiempo nos ayude y podamos poner en marcha los equipos para expedir DNI y entregar partidas", afirmó. Sin embargo, dejó en claro que el agua no generó ninguna pérdida, ni daños en la documentación.