Borthiry con Altolaguirre, por créditos

Autoridades provinciales y municipales volvieron a compartir un acto público luego de mantener una polémica a través de los medios acerca de la tramitación de líneas de créditos vinculadas a la Ley de Promoción Económica. El ministro Martín Borthiry, quien la semana pasada había hablado de la existencia de un “murallón burocrático” a nivel comunal, decidió en las últimas horas exponer los alcances de las operatorias en el Concejo Deliberante de Santa Rosa.
Durante un acto que se desarrolló el jueves por la tarde en el salón del Concejo Deliberante, se desarrolló una charla abierta al público en general, encabezada por el vicegobernador Mariano Fernández, acompañado por el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, y el intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre.
Allí se expusieron detalles sobre la Ley Provincial N° 2870 de Promoción Económica, a través de la cual se están impulsando dos líneas de créditos destinados a los sectores de la pequeña y mediana empresa, y también a emprendimientos de tipo autónomo y/o familiar.
Abrió la charla Altolaguirre, quien expresó su agrado al recibir a las autoridades provinciales para exponer acerca de las herramientas de apoyo a los emprendedores que está impulsando el Ministerio de Desarrollo Territorial, como lo vienen haciendo en el resto de las localidades de la provincia.

Alcances.
Seguidamente hablaron Fernández y Borthiry, quienes brindaron un panorama de los alcances de la ley, destacando que la normativa plantea dos líneas crediticias. Borthiry hizo hincapié en la necesidad de allanarle el camino a los emprendedores que muchas veces tienen una buena idea de negocio, y que tal vez por falta de experiencia no tienen tan en claro como cumplimentar los requisitos para la solicitud del crédito.
El ministro también sostuvo que la idea es hacer más ágil el proceso de gestión de los créditos, y que una vez que se presenta cada inquietud, el municipio efectúe el estudio de prefactibilidad del emprendimiento por el cual se solicita el financiamiento, y de salir favorable, pase al ámbito del Consejo Productivo Local para su análisis y eventual aprobación, con la idea de que en un plazo no mayor a los tres meses desde completados todos los pasos pertinentes, se haga efectiva la entrega de los fondos.