Buenos Aires va a la Corte

LA PAMPA NO CIERRA EL TAPON DE ALONSO

El gobierno de la provincia de Buenos Aires presentó una acción constitucional ante la Corte Suprema en procura de que el gobierno de La Pampa dé marcha atrás con la decisión de reabrir el “Tapón de Alonso”, sobre el río Curacó, informó ayer el Ministerio de Infraestructura de esa provincia.
El Tapón de Alonso es un precario embalse sobre el cauce del Curacó, en cercaías de Puelches, que tiene por función contener el agua altamente salinizada que llega al sur de la provincia de La Pampa y evitar que descarguen en el río Colorado.
Hace tres semanas, el tema centralizó la reunión que representantes de varias provincias argentinas mantuvieron en el Consejo Hídrico Federal (Cohife) a raíz de la preocupación de Buenos Aires por la reactivación de los ríos en territorio pampeano y la posibilidad cierta de que las crecidas del Atuel y el Salado alcancen también al Curacó.
En esa reunión, el representante pampeano Javier Schlegel, secretario de Recursos Hídricos de la provincia, se comprometió a analizar el tema y a buscar una solución consensuada. Los representantes de Buenos Aires entendieron que el compromiso era cerrar el paso de las aguas, y así lo transmitieron a sus organizaciones y a los medios de prensa.

Presentación.
Ante el paso de los días y en virtud de la decisión del gobierno pampeano de no cerrar, por ahora, esa esclusa, el gobierno bonaerense decidió presentarse a la Corte Suprema de la Nación en un intento por revertir esa postura.
“Con el recurso en queja, la Provincia (de Buenos Aires) pretende que el gobierno pampeano lleve las cosas a su medida anterior y cierre el tapón, para evitar así la salinización del río Colorado”, informó la agencia Télam.
“Lo que busca Buenos Aires es el cierre definitivo del Tapón de Alonso, y la urgente creación del Comité de Cuenca de los ríos interjurisdiccionales -Atuel y Desaguadero Curacó-, con representantes de las provincias, para así monitorear la zona y evitar nuevos conflictos, planificando el debido uso de los ríos que atraviesan varias provincias”, acotó.
Esta es la misma posición del gobierno pampeano, que promueve la creación de comités que regulen los ríos en forma consensuada y administren el uso de sus aguas de forma equitativa.
Este conflicto podría perjudicar a los vecinos de Villarino y Carmen de Patagones en cuanto a la provisión de agua e impedir, a la vez, el normal desarrollo del trabajo de los productores en más de 160.000 hectáreas.

Compartir