“Buryaile debería callarse la boca”

RECLAMO DEL VICEGOBERNADOR POR LA BARRERA SANITARIA

El conflicto por el reclamo del gobierno de La Pampa a las autoridades nacionales para que se modifique la barrera sanitaria y se permita vender asado pampeano al sur del río Colorado continúa. Ahora, a través de los medios nacionales, el vicegobernador Mariano Fernández mandó a callarse la boca al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que rechazó el planteo y generó una polémica nacional.
En rigor, Fernández cuestionó a Buryaile “por su actitud ante el conflicto” relacionado con la barrera y reiteró que “estamos esperando una respuesta que algunos funcionarios del Senasa ya anticiparon (en los diarios). Seguro, el gobernador (Carlos Verna) le dará instrucciones al fiscal de Estado para ver los pasos a seguir”, consignó el medio digital “Letra P” en una nota titulada “La guerra del asado”.
Sobre el saldo que dejó la última sesión del Parlamento Patagónico que se desarrolló en Santa Rosa, Fernández dijo: “En general, el saldo es positivo. En cuanto a la barrera sanitaria, que siempre es un tema que genera diferentes posturas, seguro se seguirá tratando en los organismos pertinentes atentos a la decisión del gobernador”.
“Siempre, desde el punto de vista de la pampeanidad, damos visibilidad a un tema que hasta dos o tres años era invisible. Por eso entendemos que es importante la repercusión del tema en toda la región patagónica porque la barrera ya no tiene nada de sanitaria”, agregó.

Recusado.
Con respecto a las postura negativa del ministro de Agroindustria, el vicegobernador pampeano manifestó que “es un error de Buryaile manifestarse a favor de la barrera, porque nosotros deberíamos apelar, pero creo que está más para ser recusado que para otra cosa. Debería dejar que los organismos sean los que se expidan y, como última autoridad jerárquica, callarse la boca”.
Consideró, además, que el funcionario “debería ser recusado porque adelantó una opinión que no debería haber adelantado” ante el reclamo del gobierno pampeano, pero “de todas maneras, vamos a seguir hasta las últimas consecuencias. Cuanto menos, me pareció muy torpe lo que desde el punto de vista político-administrativo”, agregó.
“No existe riesgo (de transmisión del virus de la aftosa) con el paso de asado con hueso plano de La Pampa hacia el sur. Por más que quieran explicar lo inexplicable, hoy se corre más riesgo con el contrabando que si se levantara la barrera. El ganado pampeano no sólo se destaca por cantidad sino por calidad”, añadió Fernández.

Inconstitucional.
El vicegobernador señaló que la barrera que prohíbe la venta de asado pampeano al sur del Colorado “es inconstitucional porque no hay cuestiones sanitarias” y afirmó que “es una aduana interior, una barrera comercial que no resiste ningún tipo de análisis. También defendemos a los consumidores porque, sin ofender a nadie, la carne pampeana es absolutamente superior. Lo pudieron constatar -los diputados patagónicos- cuando vinieron acá. Nosotros tenemos que defender a los productores pampeanos y que los habitantes de la Patagonia puedan comer asado a precio módico”.
Durante la sesión del Parlamento Patagónico, explicó Fernández, “los vicegobernadores que estuvieron reafirmaron posturas diferentes, pero en otros temas como el costo en la tarifa de gas para la Patagonia no hubo diferencias. Por supuesto, las posiciones son distintas y nuestra provincia accionó a través del Senasa. Cuando se agote la vía administrativa, podríamos recurrir a la vía judicial”.

Compartir