Bustos iría a prisión

Carlos Julián Bustos tiene 26 años y representa un caso particular: acumula once causas judiciales, una condena y recién ahora, en la segunda sentencia en su contra, recibiría prisión de efectivo cumplimiento, por un año como máximo, aunque podría apelar la medida. La reincidencia de un grupo de personas que cometen delitos genera una gran polémica en la sociedad pampeana.
Bustos, alias “Orejón”, fue conocido mediáticamente el 12 de junio pasado por el robo al presidente del Tribunal de Cuentas de La Pampa, José Sappa, en una casa del barrio Inti Hué donde junto a un cómplice ingresaron y sustrajeron distintos elementos. En el lugar, estaban dos hijos menores del funcionario.
El joven fue condenado por este hecho a seis meses de prisión en la modalidad de “semidetención” con prisión nocturna: o sea que debía ingresar diariamente a la Alcaidía a las 21 donde tendría que permanecer hasta las 6 de la mañana. Sin embargo, la defensa apeló la medida ante el TIP y la condena no entró en curso hasta ser confirmada.
El fallo de la juez Florencia Maza establecía que Bustos debía continuar con su actividad laboral durante la vida libre y abstenerse de tomar alcohol, indicando particularmente que “si bien su edad y grado de educación debe considerarse como atenuante, los motivos que lo llevaron a delinquir no se relacionan con la necesidad de ganarse el sustento”.
La última acción ilegal de Bustos fue en julio pasado en el barrio Villa Parque, cuando ingresó a una vivienda donde fue sorprendido por los vecinos y el propietario cargando un televisor LED de 32 pulgadas. Por esto, ahora debe afrontar un juicio abreviado acordado ayer con el Ministerio Público Fiscal por el delito calificado como robo simple.
El hecho ocurrió el 28 de julio, a escaso tiempo de recibir la condena por el robo a Sappa, a las 22.50 en una vivienda ubicada en la intersección de Hucal y Realicó, donde vive la familia Fuentes. Bustos ingresó tras forzar una puerta y fue sorprendido in fraganti por el propietario del inmueble. Quiso escapar en una moto pero fue detenido en la zona.
Este caso fue directamente a la Justicia y ayer se firmó un acuerdo de juicio abreviado por el delito de robo simple donde las partes propusieron a la jueza Maza una pena de un año de prisión de efectivo cumplimiento para el acusado.