“Caí agotada de cansancio y me dormí en el piso”

En la edición de ayer de este diario, al igual que en la de muchos otros medios y, sobre todo en las redes sociales, se multiplicó la foto de una joven bombera que duerme sobre el pasto de un campo incendiado, en la provincia de Buenos Aires. La imagen tuvo más de 8 mil compartidos en Facebook y la protagonista es Luciana Rizzo, una chica de 23 años que es una de las tantas que desde hace días mantiene una pelea desigual frente a las llamas.
“Después de haber trabajado 20 horas, se nos quedó fuera de servicio el móvil, caí agotada del cansancio y me dormí en el piso”, contó en su Facebook cuando subió la foto que su novio, también bombero, le sacó el pasado domingo 1 de enero en la estancia Paso Alsina.
“Estamos con incendios desde el 26 de diciembre en todo el partido de Villarino. Damos todo lo que podemos”, dijo al diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca la chica de la localidad de Pedro Luro, que además trabaja en la verdulería de su madre en ese pueblo situado en el valle bonaerense del Río Colorado.
Junto a una amiga, Luciana entró al cuartel como cadete cuando cumplió los 16. Como aspirante le tocó ir a grandes incendios, por lo que durante su adolescencia debió resignar salidas al boliche, cumpleaños de amigos y reuniones en familia.
“No me arrepiento de nada. Ir al incendio, ver a los animales cómo corren desesperados, los pájaros cómo caen asfixiados te da ganas de seguir”, aseguró la joven sobre su tarea como bombera. “Los hombres nunca hicieron diferencias con nosotros, por ser mujeres. Nos enseñaron y hoy trabajamos a la par”, añadió.
Martín Páez es su flamante novio y recién iniciado como voluntario en el cuartel de Pedro Luro. “La ví y me emocioné hasta las lágrimas… Pensaba que en esa imagen podría estar el homenaje a la mujer bombero”, comentó el joven sobre la imagen que invadió las redes.