Cambiemos dice que van a peder en La Pampa

PRONOSTICO ELECTORAL

El gobierno nacional de Cambiemos confeccionó un mapa de perspectiva electoral para este año y dividió el país en tercios desiguales, ocho provincias donde gana, seis en zona gris y diez perdidas, entre las que mencionan a La Pampa, en el marco del enfrentamiento con el gobernador Carlos Verna.
Según una nota publicada por el diario Clarín, en la Casa Rosada dicen que lograron los objetivos fijados de unificar Cambiemos, fragmentar al PJ y una Cristina Fernández de Kirchner “metropolitana” y ahora se enfocan en las PASO. Ese mapa es el que maneja la mesa chica que encabezan el ministro Rogelio Frigerio y el jefe de Gabinete Marcos Peña.
El diseño electoral de Cambiemos marca a La Pampa como una de las provincias “perdidas”, donde también están otras cuatro gobernadas por partidos “provinciales” con los que el PRO tiene buena sintonía: Río Negro (Alberto Weretilneck), Neuquén (Omar Gutiérrez), Santiago del Estero y Misiones en manos de la liga Rovira-Closs-Passalacqua.
“Descartan victorias en la Formosa del multi-reelecto Gildo Insfrán, en La Pampa (Carlos Verna) y en Chubut, dominio de Mario Das Neves. La resignación electoral se extiende a Catamarca, Tierra del Fuego, de Rosana Bertone (a pesar del PJ dividido) y San Juan, donde Sergio Uñac forcejeó con José Luis Gioja e impuso hermano en la boleta”, se indicó.
La Pampa, sin dudas, será un punto difícil para el macrismo, que tiene un fuerte enfrentamiento con el gobierno provincial que lo acusa de discriminación por la falta de obras públicas de relevancia -en este momento por el estado de las rutas nacionales tras las inundaciones- desde la asunción del presidente Mauricio Macri.
En la provincia, el macrismo forzó hasta último momento para armar una lista de unidad, pero no lo logró -aunque sí pudo formar el frente Cambiemos con la UCR- y ante ese escenario, el diputado nacional Martín Maquieyra competirá con Francisco Torroba, que también pretende renovar en la Cámara baja y el actual legislador provincial Martín Berhongaray.

Las ganadas.
El gobierno anticipa victorias en las provincias que gobierna (Buenos Aires, Capital, Jujuy, Mendoza y Corrientes), además de Santa Fe, La Rioja y Santa Cruz. Curiosamente, dan por ganado el territorio bonaerense donde CFK lidera en todas las encuestas.
Con ese mapeo, el gobierno se proyecta ganancioso porque Cambiemos será la única oferta uniforme en todo el país salvo, paradójicamente Capital, cuna del PRO. “En la cuenta nacional le vamos a sacar 20 puntos al segundo”, afirman como resultado de ganar en 10 provincias, lo que significaría duplicar las ganadas en 2015.
Los datos del PRO los llevan a comparar con la última elección, cuando Macri sacó 34,3 por ciento en la primera vuelta de octubre y ganó en Capital, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y Santa Fe. En ese turno, Sergio Massa ganó en Jujuy y Adolfo Rodríguez Saá en San Luis. En el balotaje superó el 51% pero en el mano a mano con Daniel Scioli sumó a Jujuy, San Luis, La Pampa y La Rioja.