Carniceros de Neuquén venden el asado a $190

POR LA BARRERA

Mientras el gobierno de Neuquén anunció esta semana que al menos por los próximos dos años no se levantará la barrera sanitaria que impide que la carne con hueso pampeana ingrese al sur de la región patagónica, en algunas ciudades de esa provincia el kilo de esa carne se vende a casi 200 pesos.
“Carniceros de la cordillera comentaron que, por ejemplo, en San Martín de los Andes la carne entra una sola vez por semana. Allí, el kilo con hueso se consigue a $197. No tienen frigorífico, los mataderos más cercanos están en Piedra del Aguila y Zapala”. El párrafo corresponde a una nota que publicó ayer el diario Río Negro, que bajo el título “Los productores le declaran la guerra al asado pampeano” describe las diferencias de precios en distintos lugares de Neuquén.
El matutino recordó que el fin de semana el gobierno pampeano “despertó a las ciudades al sur del río Colorado con una campaña publicitaria en la que proponía entrar a la región con costillares a $90 el kilo. La oferta indignó a más de uno ya que los precios en la Patagonia se acercan más a los $200 que a los $100”.
El diario rionegrino resalta que, de un lado, los productores buscan mantener el status sanitario que los obligó a hacer inversiones; mientras que del otro, los precios no detienen la suba. Y en el medio, los consumidores.
“Los precios no son caprichosos. Hay pocas vacas en la Patagonia y tienen un status sanitario diferente al del resto del país. La región no debe cubrir el 30% del consumo, con la producción propia”, dijo Alfredo Adem, especialista regional en el mercado de la carne y explicó que los precios están en alza en todo el país porque coincide con un proceso de retención de vientres.

Estacionario.
Desde La Pampa, retrucaron que si con toda la carne que entró ilegalmente no hay aftosa, eso quiere decir que los riesgos son inexistentes. “Podés tener 12 años y manejar mejor que un corredor, pero no podés andar por la calle. No tenemos aftosa, pero necesitamos que la OIE (Organización Internacional de Epizootia) nos dé el carné”, aseveró Adem.
Vale recordar que el martes, el ministro de Producción y Turismo del gobierno neuquino, José Brillo, aseguró que no se levantará la barrera sanitaria por otros dos años. Los productores de esa provincia, al igual que los de Río Negro, respaldaron la decisión y desmintieron que ingresar carne de La Pampa se traducirá en mejores precios.
Sostienen que a los productores de La Pampa les interesa entrar con asado porque no tienen mercado. “Pero lo harían con un corte estacionario ya que los más vendidos son la picada y la milanesa”, según el informe periodístico.

“No se sostiene”.
“En la actualidad el 60% de la carne que se consume en Patagonia viene del norte del río Colorado, es decir de la zona libre de aftosa con vacunación. Es carne sin hueso que se vende a un precio considerablemente mayor que en su lugar de origen, por lo que el argumento de que el asado entraría más barato no se sostiene”, esgrimieron desde la Sociedad Rural del Neuquén.
“En Puerto Madryn, el kilo de asado sin hueso esta a $130. La mayoría de los proveedores llegan del sur, como Trelew, Gaiman y entra carne de General Pico. En Rincón de los Sauces, por ejemplo, el precio también está a $130 sin hueso, en Neuquén se consigue desde $97 sin hueso o $150 con hueso y en Valle Medio de Río Negro, rondan los $129 pesos con hueso”, describió el artículo.

Compartir