Casi 40°C y la ciudad sigue sin agua

AYER POR LA TARDE VOLVIO A ROMPERSE EL ACUEDUCTO

Desde la Municipalidad afirman que desde el miércoles a las 0 horas no ingresa suministro de Aguas del Colorado. El municipio produjo con su sistema propio 24 millones de litros. Distribuyeron 18 y reservaron 5 ante la incertidumbre. Provincia pidió un uso racional del agua hasta tanto se solucione el problema.
“Tengo tres chicos, uno de 5 años, uno de 2 y un bebé de cuatro meses. Con este calor sufren mucho y no doy abasto con el baño, con lavar platos y lavarnos un poco”, dice Natividad mientras carga cinco bidoncitos, los guarda en dos bolsas y, como puede, se sube a la moto y regresa a su casa, en la calle Maestros Puntanos.
Detrás de ella espera una pareja de jubilados de Villa Elisa, sin una gota de agua potable desde el miércoles y cargando algunos litros de alivio desde el tanque que la municipalidad de Santa Rosa tiene sobre la calle Raúl B. Díaz, cerca del hospital Lucio Molas.
Las escenas de ayer a la tarde son repetidas, y hasta parecen naturalizadas en una ciudad que ya se “acostumbra” a no tener el servicio en forma reiterada, pero una frase de Natividad pone las cosas en su lugar: “Es terrible vivir sin agua, no se puede, no se puede…”, repite la joven mientras abre la canilla.

Una válvula.
Según un primer reporte oficial difundido ayer por la provincia entre las localidades conectadas al ducto, la rotura del Acueducto del Colorado, registrada en la madrugada del miércoles, había sido reparada al mediodía.
Sin embargo, anoche, el gobierno provincial emitió un escueto comunicado a través del boletín de prensa: “Debido a una falla en una válvula reguladora de presión salió de servicio el acueducto troncal, debiendo repararse una junta entre tuberías, lo que impedirá entregar agua a las localidades en el día de hoy (por ayer). Pedimos un uso racional del recurso hasta tanto pueda restablecerse el servicio”.
El secretario de Obras Públicas de la ciudad, Mario Cortina, explicó a este diario que, de acuerdo a la información que le habían suministrado desde AdC, se trataba de una nueva falla, en el mismo lugar donde se registró la del miércoles.

24 millones.
El municipio también distribuyó ayer, en horas de la tarde un parte de prensa. Allí, Cortina expresó su preocupación porque el nuevo escenario demoraba aun más el ingreso de agua desde el acueducto del Río Colorado. “Pasadas las 8 de la tarde, hasta el momento no ha ingresado a nuestras cisternas ningún metro cúbico del agua proveniente del sistema de Aguas del Colorado desde que se cortó el suministro en las primeras horas del miércoles”, afirmó.
La totalidad del agua que estuvo ayer en la red fue provista por el acueducto Anguil-Santa Rosa, que extrae el líquido desde las más de setenta perforaciones ubicadas sobre el acuífero.
Cortina precisó que entre la tarde del miércoles y la tarde de la víspera se produjeron exclusivamente desde el acuifero local un total superior a los 24 millones de litros, de los cuales 18 fueron entregados a la red, mientras que el resto fue captado como reserva y se estaba evaluando si lo iban a distribuir en la madrugada de hoy o en horas de la mañana.

Aguateros.
“Más allá de la distribución que se está haciendo a la red local desde los 72 pozos del Acuífero Santa Rosa – Anguil – Uriburu, que se encuentra funcionando a plena capacidad, dada las elevadas temperaturas y los altos niveles de consumo diario que se están registrando en la ciudad, este suministro por sí solo no alcanza para cubrir las necesidades de todos los sectores”, dijo.
Frente a la situación, la Municipalidad diagramó un plan de contingencia para abastecer de agua a la población de los barrios y áreas de la ciudad que registren faltante.
Los siete puntos de entrega de agua son Suipacha y Beto Lara, Edison y Wilde (plaza Martín Fierro), Iglesia San Cayetano (en Pilcomayo entre Chacabuco y Maipú), Bertera y Hucal (Plan 5000), Raúl B. Díaz 2291, Palacios y Circunvalación, y Toscano sur casi Gaich.

Uso racional.
Un equipo de este diario recorrió ayer a la tarde algunos de esos puntos dispuestos para el abastecimiento. En general los vecinos llegaban de a poco, la gran mayoría recién enterados que horas antes se había dispuesto el Plan de Contingencia.
Cortina, en tanto, insistió con su pedido a la población de continuar con el uso “cuidadoso” del agua almacenada en tanques domiciliarios. También recomendó, que una vez que comience a haber agua disponible, se siga con el uso racional de la misma, evitando su utilización para riego, lavado de coches o veredas, entre otros usos no prioritarios.

Roturas que se repiten.
Las roturas de esta semana del Acueducto del Colorado tienen su antecedente más cercano en lo ocurrido el 21 de diciembre, en vísperas de la Navidad: aquella reparación iba a demandar 48 horas, pero una tormenta eléctrica en la zona de Puelches generó un corte de energía y complicó la situación, por eso el corte se extendió hasta después de las fiestas de Navidad. Ahora ocurrió algo similar. En principio el arreglo demandaba 24 horas, luego se anunció una demora y ayer, a última hora de la tarde, se comunicó sobre una segunda falla, sin especificar cuánto demorará la solución.

Santa Rosa, convertida en horno.
Una jornada agobiante vivió ayer la ciudad de Santa Rosa, con temperaturas de más de 35º pero que en realidad sirvió como anuncio para lo que viene: más de 40 grados durante este fin de semana. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para hoy se esperan 37º de máxima mientras que mañana el registro llegará los 40º.
El jueves fue caluroso desde temprano. La alta humedad desde la mañana hizo que el aire se tornara muy pesado para quienes transitaron por la ciudad o para aquellos que no tienen la oportunidad de disfrutar de una pileta o de un equipo de aire acondicionado. A las 15 la temperatura superaba los 36º y por la noche seguía por encima de los 30º.
El panorama se hizo más complicado aún por la falta de agua potable en algunas zonas de la capital provincial a raíz de una nueva rotura del Acueducto del Colorado (ver aparte).
El pronóstico indicó que hoy habrá una mínima de 23º y la máxima trepará hasta los 37º, con tiempo inestable hacia la noche. Para mañana se anuncia un día de pesadilla: 24º de mínima y un termómetro que llegará a los 39º por la tarde. El domingo se espera un día más aliviado, con 22º de mínima y 33º de máxima, con probabilidad de tormentas. El lunes, 34º.
Habrá que esperar a la mitad de la semana próxima para que los registros bajen y den un poco de alivio a un enero con mucho calor en la ciudad.

En el país.
De acuerdo con un informe emitido por el SMN, la mayor parte del país atravesará en los próximos días un período de temperaturas elevadas que en muchos casos rondarán los 40 grados.
El organismo que depende del Ministerio de Defensa indicó que en la región comprendida por el norte de la Patagonia, el centro y el norte del país se vivirán días de intenso calor “al menos” hasta el martes próximo.