Casi todos los gremios aceptan la propuesta

Solamente dos gremios (ATE y Judiciales) habrían ratificado su rechazo a la propuesta gubernativa de paritarias; el resto de los sindicatos de la Intersindical, aprobaron la oferta de Verna. Hoy, los gremialistas volverán a reunirse en Luz y Fuerza, donde quedará de manifiesto la ruptura de la agrupación: la mayoría dará su visto bueno al ofrecimiento oficial, y una minoría insistirá con su rechazo por ser insuficiente.
Después de este encuentro, una delegación visitará al subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá para rubricar el acta y pedir temario para habilitar las sectoriales.
Aldo Bafundo, de la Asociación del Personal de la Legislatura Provincial le ratificó a LA ARENA que la asamblea de su sector realizada ayer por la mañana había votado por aprobar la propuesta oficial y avanzar en la paritaria sectorial con temas que indirectamente también tienen relación con lo salarial.
“No se rompió la Intersindical, cada gremio se expresó libremente a través de sus asambleas y mientras están los que consideran satisfactoria la propuesta del gobierno, otros siguen rechazándola, que no es nuestro caso y así lo dejamos en claro cuando la semana pasada pedimos un cuarto intermedio de la paritaria para permitir que nuestros afiliados se expresaran. Esto deja a las claras que estamos subordinados a nuestras bases y no a presiones políticas del gobierno, como algunos sostienen a raíz de lo ocurrido con sindicatos estatales”, indicó Bafundo.

“Ablande”.
Aunque lo negó, en el ambiente sindical está la sospecha de que el gobierno realizó una tarea de “ablande” previa a las reuniones de los paritarios. Esto lo publicó LA ARENA y hubo algún representante gremial estatal que aunque dijo no poder afirmarlo, aclaró que tampoco tenía elementos como para desmentirlo.
Hace un mes, cuando debió reabrirse la paritaria (el 2 de agosto) pero que unilateralmente fue postergada en dos semanas a pedido del Ejecutivo, fuentes oficiales ya aludían a “contactos exploratorios” para llegar a un cuatro por ciento de aumento, que fue la primera suma ofertada por el gobierno.
Entonces, y hasta poco antes de la última paritaria, la Intersindical negaba aceptar sumas fijas y ese porcentaje. Los valores cambiaron y con ello la postura de la mayoría de los gremios que terminaron aceptándola. El primero fue UPCN.
Durante toda la jornada de ayer, los mensajeros del sindicalismo estatal se mostraron dubitativos a la hora de formular declaraciones y amparándose en que desconocían legalmente lo resuelto por las asambleas, evitaban dar definiciones sobre la suerte de la Intersindical.

Compartir