Caso Puebla: perpetua a dos acusados

La Justicia condenó a dos de los acusados por el crimen de Puebla a prisión perpetua y el otro imputado, que era menor cuando ocurrió el hecho, fue hallado culpable y quedó a disposición del Juzgado del Menor y la Familia. Según el fallo, planearon el ataque.
El Tribunal de Audiencia de Santa Rosa condenó ayer a prisión perpetua a dos personas acusadas de asesinar a Alejandro Puebla en Toay, durante el año pasado, mientras que el otro imputado fue declarado autor del delito pero los jueces dieron intervención a la Justicia de Menores.
Durante la lectura de sentencia, hubo un clima de tensión evidente ya que en la Sala 2 de la Ciudad Judicial estuvieron familiares de los acusados y de la víctima, quienes se emocionaron hasta el llanto cuando una secretaria dio a conocer el fallo.
En definitiva, Hugo (37 años) y Ezequiel Juárez (20) fueron condenados a prisión perpetua, en ambos casos por el delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas.
Además, a Angel Juárez, otro de los imputados, se le declaró la autoría y responsabilidad penal porque cuando ocurrió el crimen era menor de edad, aunque ahora ya tiene 18 años. Y quedó a disposición del Juzgado del Menor y la Familia.
La decisión fue tomada por los jueces Daniel Sáez Zamora, Andrés Olié y Carlos Besi. El fiscal que actuó es Máximo Paulucci, Nicolás Romano representó a la querella y los defensores fueron Silvina Blanco y Gastón Gómez, quien no estuvo en la audiencia.

Disputa familiar.
El crimen ocurrió el 4 de mayo del año pasado a las 0.40 en la localidad de Toay, cuando Puebla, de 24 años, iba en una moto por la calle Saavedra al 1700 junto a un hermano y recibió varios ladrillazos que lo hicieron caer y fue atacado por su tío y sus primos a golpes y puñaladas, según la acusación.
En el juicio, Diego, que manejaba la moto, dijo que ese día fue a la casa de su hermano, quien le contó que Hugo Juárez "lo cruzó en la calle y le dijo que lo iba a matar; me invitó a ver la pelea del Chino Maidana y antes que empiece fuimos con Alejandro a comprar vino y cuando íbamos por la calle Belgrano al llegar a Saavedra nos atacaron".
Tras reconocer a los Juárez como los atacantes, agregó que "nos tiraron ladrillazos y palos" y que a él le pegaron en el brazo pero mantuvo el volante firme. Sin embargo, a Alejandro "lo bajaron, se lo llevaron a las piñas y patadas y lo hicieron pedazos. Yo no me quedé, me fui y escuché que gritaron: ya te vamos a agarrar a vos también", siguió.
En los alegatos, el fiscal Paulucci manifestó que los Juárez hicieron "un acuerdo previo" para atacar a Puebla y que aquella noche "salieron en su búsqueda y le dieron muerte". En ese sentido, los jueces manifestaron que en el homicidio existió "premeditación".
"Lo esperaron en el descampado y una vez caído (de la moto), con un cuchillo lo apuñalaron en distintas partes del cuerpo, espalda, rostro y cuello", señaló Paulucci, que pidió una condena de prisión perpetua. Los defensores solicitaron que se condene por el delito de homicidio en riña, que tiene una pena de 2 a 6 años.
Cabe señalar que "Nano" Puebla era hermano de María Guadalupe Puebla, la joven de 27 años que sufría un retraso madurativo, y apareció muerta el 18 de agosto de 2014 en la laguna Don Tomás.