Cayó el consumo de gas en La Pampa

NUEVAS TARIFAS Y UN INVIERNO MAS CALIDO

La caída en el consumo del gas en La Pampa superó el 10 por ciento en todas las categorías, en comparación a lo consumido a lo largo del primer semestre del 2016. Esta merma resulta inferior al promedio nacional, aunque algo superior a la evidenciada en otras provincias de la región.
JUAN PABLO VIETA
La combinación del nuevo precio del gas en boca de pozo, junto a los aumentos programados en transporte y distribución de gas natural por red, con un invierno más amigable en lo relacionado a temperaturas, recortaron el consumo de las familias tanto a nivel nacional como en la provincia de La Pampa.
Aún considerando los efectos del subsidio al consumo de gas en la Patagonia, dispuesto por el artículo 75 de la Ley N° 25.575 por el cual se creó el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales, que se nutre de un aporte efectuado por todos los usuarios del país que equivale al 7,5% sobre el precio del gas que se paga neto del costo del transporte, cuestión que hace que el servicio en la región sea mucho más accesible que en otras latitudes, el consumo se derrumbó de todas formas.
En lo que tiene que ver con el servicio residencial que va de la categoría más baja que es la R 1, cuyo consumo se encuentra entre 0 y 1.000 metros cúbicos por año, a la R 3 4, con una erogación superior a los 2.750 metros cúbicos por año; demandaron 100.256 metros cúbicos a lo largo del primer semestre de 2017.
Ese guarismo significó una caída del orden del 10,7% en comparación a lo consumido a lo largo del primer semestre del 2016 en La Pampa, cuando utilizaron 111.044 metros cúbicos. Esta merma resulta inferior al promedio nacional aunque algo superior a la evidenciada en otras provincias de la región, tales como Río Negro o Neuquén.
En efecto, en los primeros seis meses de este año a nivel país la reducción del consumo de gas natural residencial fue del 18,4% en comparación a igual período del año pasado. Sin embargo, en Río Negro alcanzó el 7,2% y en Neuquén el 6%.

Categoría comercial.
El Servicio General P (SGP) comprende a los clientes comerciales dentro de los cuales también se incluye a las industrias que no lleguen a categorizar como “Grandes Clientes”. Se trata de consumos que van desde 0 a más de 108.000 metros cúbicos por año.
Respecto a la cantidad de este tipo de usuarios en nuestra provincia, la cual se mueve al ritmo de la actividad económica dado que depende del comportamiento de las aperturas y los cierres de comercios fundamentalmente, los números muestran cierta mejoría.
En este sentido, mientras que al cabo del primer semestre de 2016 se contabilizaban 11.210 usuarios de este tipo, al cierre del mes de junio del 2017 se computaban 11.383, es decir, un 1,5% más.
Pero para el caso del fluido demandado por este tipo de usuarios, en los primeros seis meses del presente año consumieron 18.565 metros cúbicos, cifra que fue un 1,2% inferior a los 18.789 metros cúbicos que insumieron en el primer semestre del año 2016.

Bandera política.
Las tarifas de los servicios públicos han sido una de las banderas de la política fiscal aplicada durante el kirchnerismo, dado que los cuantiosos recursos que se orientaron a subsidiar los consumos residenciales sirvieron para que las familias puedan destinar una mayor cantidad de ingreso a consumir.
No es casualidad que el primer coletazo del ajuste tarifario haya tenido que ver con una estrepitosa caída del consumo evidenciada a lo largo del 2016, y que en este presente año viene recomponiéndose muy paulatinamente.
El gobierno tiene la imperiosa necesidad de suprimir subsidios para bajar el déficit fiscal y de esa manera poder avanzar más decididamente en una reforma impositiva que posibilite ganar competitividad para incentivar inversiones que generen empleo.
En lo que tiene que ver con el gas natural, la quita total de los subsidios está prevista para el año 2019 a nivel general, y para el 2021 en el caso de los usuarios patagónicos, ya que por efecto del artículo 75 de la Ley N° 25.575 tendrán un plazo mayor, lo que implicará tarifas más bajas hasta llegar a los valores de mercado.