Choferes de micros irán a control antes de salir de la terminal

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) comenzó ayer la realización de test psicofísicos para choferes de servicios de colectivos que parten desde la ciudad de Santa Rosa. El trabajo se realiza con un médico generalista y un psicólogo que se encargan, en un lapso de 15 a 20 minutos, de chequear que los trabajadores estén aptos para salir a la ruta al frente de ómnibus que transportan pasajeros.
La medida es parte del Plan Nacional de Movilidad Segura que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación. El encargado de la delegación pampeana de la CNRT, Pedro Pisandelli, calificó la medida como histórica para nuestra provincia, puesto que nunca se habían realizado este tipo de controles a las empresas de transporte público de pasajeros que operan en la terminal de ómnibus de Santa Rosa.
“Tuvimos la prueba piloto el fin de semana pasado, que se recibieron 13 licencias”, explicó. El test tiene una validez de seis meses, transcurridos los cuales el control debe realizarse nuevamente. Los chequeos son aleatorios y pueden tocarle a cualquiera de los dos choferes que tenga el servicio antes de su partida desde esta ciudad.
“Estos controles se denominan Unidad Móvil. Son ART que firman convenios con una empresa, por licitación, y son las que brindan el servicio médico y psicológico. Si la persona da mal, vuelve a las 72 horas, y si no tiene solución todavía, se la envía a realizar los estudios médicos pertinentes”, explicó.

Seguridad.
El funcionario nacional aseguró que la medida apunta a atender la sanidad de los choferes y, a su vez, a mejorar la seguridad de los usuarios de los transportes de pasajeros y de los terceros que puedan verse afectados por un mal proceder de los choferes. “El control se realizará a todos aquellos choferes que salen con el servicio desde Santa Rosa. No se les realizará a los que llegan a la ciudad, ni a los que están de paso, que ya vienen con cierto cansancio”, informó.
Los controles se realizarán en horario nocturno, cuando parten desde la ciudad entre 10 y 15 servicios. Pisandelli especuló con que en la temporada de verano, en que las personas toman sus vacaciones, podría incrementarse el número de partidas y, por tanto, de controles psicofísicos.
El funcionario pidió a las empresas que colaboren llegando con más anticipación a la Terminal, para que la realización de los test no provoquen un retraso en el horario de partida de los ómnibus.

Calidad de vida.
“La idea es que los choferes y las empresas mejoren poco a poco la situación de los conductores, que tengan el descanso necesario y mejoren su calidad de vida. No nos olvidemos que son seres humanos y, a veces, por el afán de trabajar más, descuidan su salud. La gente está agradecida por los controles, nos lo manifiestan a diario. Incluso los choferes nos agradecen que se realicen estos test. Nuestra función es estar entre el interés de las empresas, que a veces lleva a empujar a los choferes a estar más tiempo del recomendado frente al volante, y los propios choferes, que se sienten obligados a hacerlo”, sostuvo Pisandelli.
La delegación local de la CNRT funciona en la Terminal de Omnibus de Santa Rosa, de lunes a viernes, de 8 a 16.