Choque fatal en avenida Luro y Sansinanea

El caso se sumó al registrado el domingo en cercanías de Eduardo Castex. La víctima viajaba en una moto de gran cilindrada y no llevaba casco. Un niño sufrió heridas leves y fue internado en el hospital.
Un joven santarroseño de 24 años murió en las primeras horas de la tarde de ayer en un accidente de tránsito ocurrido en la intersección de la avenida Luro y la calle Sansinanea, al sur de Santa Rosa. La víctima conducía una moto Honda CBR 600 cc que impactó, al parecer, a alta velocidad contra un Chevrolet Super 400. La violencia de la colisión fue tal que el automóvil dio un giro y despidió a uno de sus ocupantes, un niño de 8 años que sufrió una fisura en la clavícula.
El choque tuvo lugar a las 14.05, según informaron fuentes de la Oficina de Accidentología de la Policía, a este diario. Eduardo Alexis Laurnagaray, vecino del barrio Plan 5000, viajaba en su moto en dirección norte-sur cuando el auto subió a la calzada, por la calle Sansinanea, proveniente de Colonia Escalante, en dirección este-oeste. Un vecino, que escuchó el avance de la moto y el posterior estallido del choque, afirmó que el conductor de la Honda 600 no frenó.

Sin casco.
Tras el impacto la moto y su conductor quedaron tirados sobre Luro a unos 10 metros del auto. El conductor del Chevrolet, de apellido Olguín, resultó ileso pero no el otro ocupante del auto, su hijo. El pequeño salió despedido del habitáculo producto de la colisión y sufrió un fuerte golpe que le produjo la fisura en la clavícula. Anoche, se encontraba internado, en observación, en el área de Pediatría del Hospital Lucio Molas. "Está bien", informó una fuente policial.
El motociclista, en cambio, murió en el acto. La moto había impactado contra la rueda trasera derecha del coche, a la cual arrancó, dejándola tirada a un costado. Los primeros testigos que llegaron al lugar, junto con los efectivos policiales, pudieron ver las heridas fatales que sufrió la víctima en su cabeza. Algunos afirmaban que el velocímetro de la CBR 600 había quedado fijo marcando una velocidad de 150 km/h, algo que no fue confirmado desde Accidentología ante una consulta de este diario. Laurnagaray no llevaba casco.

Estadística.
La muerte del joven es la primera que se produce este año en Santa Rosa en un accidente de tránsito. A su vez, es la segunda que tiene lugar en la provincia por la misma causa. El caso anterior ocurrió el domingo, sobre la Ruta Nacional 35 en cercanías de Eduardo Castex, cuando otro motociclista, Rubén Héctor Alzamendi, de 66 años, regresaba a su casa en esa ciudad, luego de presenciar el Rally Dakar en esta capital. El castense impactó de frente contra un Ford Falcon. Un joven que viajaba con él en la moto permanecía anoche internado en grave estado en la ciudad de General Pico.
El año pasado fueron 88 los muertos en siniestros viales. Fue el número más alto registrado en la última década, seguido por las 85 víctimas fatales que arrojó el año 2005.