Clausuran local nocturno en Santa Rosa

DUEÑO DE LOCAL NOCTURNO DENUNCIA "PERSECUCION" DEL MINISTERIO DE SEGURIDAD

La clausura del local nocturno “El Sol”, situado en calle Yrigoyen, entre Coronel Gil y Avellaneda, ocurrió durante la madrugada del sábado, aproximadamente a las 4.30, cuando en el interior había al menos mil personas.
Personal del Ministerio de Seguridad clausuró un local nocturno en Santa Rosa porque en el interior encontraron a dos chicas de 17 años consumiendo bebidas alcohólicas, las cuales habrían sido vendidas por quienes trabajan en las respectivas barras. Si bien desde el Ministerio informaron sobre el hecho y argumentaron las razones de la clausura, uno de los responsables del boliche sostuvo que esto se trata de “una persecución” contra el local, ya que fue el único lugar al que el ministro visitó durante la noche del viernes. Además, sostuvo que efectivos encontraron a un chico de 17 años, que también estaba tomando bebidas alcohólicas y que argumentó haber sido convidado por un amigo mayor de edad. Ante esto, los efectivos, que serían del Grupo Especial de Operaciones (GEO), le habrían mencionado que “si te lo dio tu amigo, lo meto preso. Si decís que te lo vendió el boliche te hago zafar”. Una de las menores involucradas, acompañada de una tía, realizó una denuncia en la Seccional Tercera por haber sido sujetada violentamente por uno de los acompañantes del ministro. Desde esa dependencia sostuvieron que analizarán las cámaras que hay dentro del boliche para confirmar la veracidad de la acusación.
La clausura del local nocturno “El Sol”, situado en calle Yrigoyen, entre Coronel Gil y Avellaneda, ocurrió durante las primeras horas de ayer, aproximadamente a las 4.30, cuando en el interior había al menos 1.000 personas. Durante el sábado, en las puertas de ingreso al lugar, se pudieron observar seis fajas que dicen “clausura preventiva”.
Un encargado del local sostuvo que los efectivos y el ministro de Seguridad estuvieron “más de dos horas buscando algo para clausurar” y que se les pidió documento “a más de cien personas y no podían encontrar nada”.
“El Sol” habría sido el único local nocturno que recibió la visita del ministro y sus guardaespaldas y al parecer, el personal policial que actuó en la clausura “estaban de civil y sin identificación”.

Los hechos.
A raíz de la clausura, uno de los responsables del boliche dialogó con un cronista de LA ARENA y recordó que durante la madrugada del sábado, poco después de las 3, “llegó el ministro con cuatro personas del Ministerio. Ingresaron al local a pedirle DNI a los clientes y encontraron a tres chicos de 17 años tomando alcohol, los cuales dijeron que les habían convidado unos amigos”. Esta persona sostuvo que “a una de las chicas la bajaron del brazo. La chica lloraba porque la habían bajado de un brazo apretándola”.
Poco después de estos sucesos, de acuerdo a lo manifestado por el encargado del boliche, “encontraron a un chico de 17 años tomando alcohol. El chico les dijo que se lo dio un amigo, a lo cual, un policía del grupo GEO (aseguró esta persona) le manifestó ‘si te lo dio tu amigo lo meto preso y si decís que te lo vendió el boliche te hago zafar'”. Por este motivo, los efectivos y personal del Ministerio procedieron a clausurar bajo la ley 1123. “El ministro pidió que a las 4 de la mañana se desalojara el local evacuando a mil jóvenes que habían dentro del mismo”.
Por otra parte, habría interferido en el trabajo de los inspectores de Nocturnidad del municipio, ya que el ministro habría dicho a los inspectores “que tenían que clausurar, pero ellos estaban en el local y no constataron la venta de alcohol a menores. Así que el ministro dijo que le creía a su personal y que clausuraba”, concluyó el encargado del boliche.